María Angélica Pease D.

  • Paulina Álvarezcompartió una citahace 2 años
    Lo mismo se puede decir de las competencias relacionales y emocionales, que se relacionan con bases neurológicas específicas como la amígdala cerebral y la corteza prefrontal
  • Paulina Álvarezcompartió una citahace 2 años
    diversos tipos de aprendizaje y determinadas áreas del cerebro, pero también es necesario considerar que el cerebro es plástico y puede desechar cualquier información que no le es útil.
  • Paulina Álvarezcompartió una citahace 2 años
    Sin embargo, ahora se tiene conocimiento de que existen neuronas que se regeneran, trasladan o migran a otras áreas y hasta cambian de función
  • Paulina Álvarezcompartió una citahace 2 años
    Lo mejor que hace el cerebro es aprender, pero a su vez hay que reconocer que el aprendizaje también modifica a este con cada nueva estimulación, experiencia y conducta, puesto que un estímulo al llegar al cerebro desencadena un proceso y lo distribuye a varios niveles.
  • Paulina Álvarezcompartió una citahace 2 años
    las células aprenden y cambian su conducta, por lo que se puede señalar que el aprendizaje se hace mediante la alteración de la eficacia sináptica.
  • Paulina Álvarezcompartió una citahace 2 años
    la estimulación, como conocer un lugar nuevo, escuchar una nueva canción o ver una nueva película, se refiere a un proceso de adquisición de algo novedoso, lo que produce mayor energía o impulsos nerviosos que viajan a estaciones de procesamiento y distribución como el tálamo,
  • Paulina Álvarezcompartió una citahace 2 años
    El aprendizaje se produce gracias a una serie de procesos químicos y eléctricos y si bien todo lo que captamos es a través de los sentidos, el cerebro tiene ciertos filtros que pueden o no favorecer dicho aprendizaje.
  • Paulina Álvarezcompartió una citahace 2 años
    sistemas reticulares de activación (RAS) que dependen de la amígdala y la dopamina.
  • Paulina Álvarezcompartió una citahace 2 años
    El aprendizaje, por lo tanto, es un proceso posible cuando ponemos atención y lo asociamos con conocimientos o experiencias previas, dando significado a lo que estamos percibiendo. De esta forma, existe una serie de actividades mentales —como la atención, las expectativas, el pensamiento, el recuerdo— que son cruciales en el proceso de aprender pero a los que habría que agregar el componente emocional.
  • Paulina Álvarezcompartió una citahace 2 años
    El aprendizaje es un proceso activo, personal, que depende de la asimilación deliberada de cada alumno, donde la clave es relacionar lo novedoso con lo preexistente e integrar lo afectivo a lo intelectual.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)