Antonio Machado Libros

  • Salvador Ramírez Diazcompartió una citahace 4 meses
    lo que parecía caducado puede volver al primer plano
  • Adal Cortezcompartió una citahace 9 meses
    El problema de la «crisis de palabras» remite profundamente al desencuentro entre palabra, experiencia y pensamiento. En el espacio que se abre en ese desencuentro, en lugar de hablar nosotros, somos hablados por distintos lenguajes (administrados por sus expertos y especialistas) que se hacen cargo de definir y describir la realidad en nuestro nombre: el lenguaje mediático define la actualidad; el lenguaje publicitario nombra nuestros deseos; el lenguaje terapéutico describe nuestro malestar; el lenguaje securitario habla de nuestros miedos; el lenguaje empresarial de las competencias dice nuestras capacidades, etc.
  • Adal Cortezcompartió una citahace 9 meses
    Es el triunfo del estereotipo: la palabra convertida en consigna, convertida en respuesta automática, convertida en orden, convertida en código mercantil, convertida en permanente suspensión y aplazamiento de los problemas. Cada desencuentro entre palabra, experiencia y pensamiento produce un estereotipo. Como un desierto que produce más desierto. Y ese mismo desacople ha desarticulado también el pensamiento crítico que, al no asumir positiva y creativamente la crisis de palabras, se limita a repetir las que funcionaron en su día para abrir la realidad y hoy también han cristalizado en estereotipos.
  • Adriana Camarenacompartió una citael año pasado
    Aunque enseguida hay que aclarar que el dadaísmo no fue un movimiento artístico-literario que añadir a la interminable lista de los «ismos», sino que fue más bien un antimovimiento. Un movimiento antiartístico, antiliterario…
  • Adriana Camarenacompartió una citael año pasado
    Dadá se autoconstituyó como antimovimiento porque, en primer lugar, era un modo de vida por cuanto sus defensores no admitían ninguna separación entre la vida, la política y el arte
  • Adriana Camarenacompartió una citael año pasado
    Pero su pregunta no será «¿qué puede el hombre?», en la estela de Nietzsche –entre otras cosas porque se burlan del mismo superhombre–, sino que su pregunta indagará «¿qué puede la nada cuando es creadora?» La potencia de la nada aparece como arma de rebelión contra una sociedad deleznable capaz de organizar desde las mayores matanzas a la represión cotidiana del deseo de libertad
  • Adriana Camarenacompartió una citael año pasado
    no existe una posición cuyo nombre podría ser la no-coherencia?8 ¿Dadá no sería justamente esta no-coherencia llevada hasta el final y proyectada contra la sociedad? La no-coherencia no es simplemente un no-creer. Arp en 1957 lo precisa perfectamente: «Dadá fue la rebelión de los no creyentes contra los incrédulos»
  • Adriana Camarenacompartió una citael año pasado
    Porque el dadaísmo se construye esencialmente como una antiideología que no quiere convertirse en una filosofía más. Podríamos decir que para los dadaístas alemanes, y en particular para Hausmann, el dadaísmo no está al servicio de la lucha política revolucionaria. Es más bien al contrario: el comunismo por su carga de radicalidad se metamorfosea en arma para el dadaísmo, el comunismo se convierte en un estupendo instrumento dadaísta
  • Adriana Camarenacompartió una citael año pasado
    Dadá es la desintoxicación práctica del yo».
  • Adriana Camarenacompartió una citael año pasado
    La indiferencia creativa es un mezclarse con el flujo de la vida, dejándose ir y a la vez haciendo saltar los obstáculos que impiden su avance
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)