bookmate game
es

Kiersten White

  • Araceli Barrera Díazcompartió una citahace 2 meses
    Cuando no podía estar al aire libre, durante lo más crudo del invierno o en las tardes cuando regresaba Victor, estudiaba sus lecciones escolares o miraba pinturas y leía poesía. Maravillaba a los Frankenstein. Consideraban que ser tan sensible a las artes desde tan pequeña era una prueba de lo bien criada que estaba. Pero, en realidad, era una manera de volver a escapar al bosque cuando me sentía atrapada adentro.
  • Araceli Barrera Díazcompartió una citahace 2 meses
    ¡Qué egoísta abandonarlo porque sus sentimientos estaban heridos! Pero él podía darse el lujo de anteponer sus emociones por encima de la seguridad de los demás, porque él jamás experimentó en carne propia lo que es tener miedo.
  • Araceli Barrera Díazcompartió una citael mes pasado
    ¿Cómo podría alguien a quien no le costaba nada ser feliz comprenderme alguna vez? ¿Tendría que fingir ser una Elizabeth nueva para hacerlo feliz como esposa en algún futuro imaginario? ¿Qué Elizabeth tendría que ser a su lado? Había trabajado demasiado duro por ser la Elizabeth de Victor, y había fracasado.
  • Araceli Barrera Díazcompartió una citael mes pasado
    Me acurruqué dentro del árbol, enardecida por la ira, la culpa y los secretos. El juez Frankenstein había dicho que la verdad saldría a la luz. Pero ¿cómo ocurriría si me había empeñado tanto en oscurecerla?
  • Araceli Barrera Díazcompartió una citahace 25 días
    Algunas noches, cuando hasta mi corazón de niña sabía que lo que me pedían que soportara era demasiado, me paraba al borde del lago, levantaba el rostro hacia las estrellas y gritaba.

    Nadie me respondió jamás. Ni siquiera las criaturas que se deslizaban bajo el cielo nocturno. Estaba sola.

    Hasta que conocí a Victor.
  • Araceli Barrera Díazcompartió una citahace 20 días
    El trayecto a través de los valles para llegar a los glaciares llevó toda la mañana y parte de la tarde. Nos deteníamos con frecuencia para admirar preciosas cascadas, probar uno de los bocadillos que habíamos empacado o descansar. Hacía un día de los más hermosos que he contemplado. El azul del cielo, el aún más intenso de los glaciares, la magnitud de las montañas y su majestuosidad, me permitieron liberarme de mi preocupación constante y sencillamente ser. Por primera vez, comprendí de verdad el significado de la palabra sublime.
  • Araceli Barrera Díazcompartió una citahace 20 días
    Había sido un día sin temor, un día sin cálculos, un día sin fingir. Conservaría aquel día en mi corazón, bien guardado allí donde nada más pudiera tocarlo.
  • Araceli Barrera Díazcompartió una citahace 14 días
    Dio una palmadita sobre mi hombro con lo que supuse era amabilidad paternal. Jamás había recibido semejante gesto, y me colmó de una extraña sensación de tristeza por lo que me había perdido.
  • Araceli Barrera Díazcompartió una citahace 13 días
    No había elegido esta vida, pero sería fiel a quienes me habían elegido a mí en ella.
  • Araceli Barrera Díazcompartió una citahace 11 días
    Mi corazón había gritado así demasiadas veces. Aparté mi rostro del dolor invisible de la criatura. No podía cargar con el de nadie más, ni siquiera con el de una pobre bestia sin habla.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)