es

Anónimo

  • b9960408686compartió una citael año pasado
    13 Tendrás también una estaca entre tus armas; y será que, cuando estuvieres allí fuera, cavarás con ella, y luego al volverte cubrirás tu excremento: 14 Porque Jehová tu Dios anda por medio de tu campo, para librarte y entregar tus enemigos delante de ti; por tanto será tu real santo: porque él no vea en ti cosa inmunda, y se vuelva de en pos de ti. 15 No entregarás á su señor el siervo que se huyere á ti de su amo: 16 More contigo, en medio de ti, en el lugar que escogiere en alguna de tus ciudades, donde bien le estuviere: no le harás fuerza.
  • Dayan Velezcompartió una citahace 2 años
    En seguida fecundaron a los animales de las montañas, guardianes de todas las selvas, los seres de las montañas: venados, pájaros, pumas, jaguares, serpientes, víboras, serpientes ganti, guardianes de los bejucos.
  • b0811139792compartió una citahace 2 años
    una historia sobre una muchacha que se acostó por primera vez con un muchacho y lo único que se me ocurrió fue pensar en Roger. Ni siquiera deseo relación sexual con ninguna persona, jamás. Juro morir virgen si Roger y yo no nos juntamos. No podría soportar que otro chico llegara a tocarme. Ni siquiera estoy segura de permitírselo a Roger.

    Tal vez más tarde, cuando sea mayor, me sentiré distinta. Mi madre dice que a medida que una muchacha crece, las hormonas invaden nuestras venas, aumentando nuestro deseo sexual.
  • b0811139792compartió una citahace 2 años
    He oído contar algunas historias salvajes sobre ciertas chicas de la escuela, pero yo no soy como ellas, yo soy yo
  • b3004950463compartió una citahace 5 meses
    19 Sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación
  • gokaarcompartió una citahace 9 meses
    Y pensó en estos versos del poeta: ¡Contempla el encanto de sus caderas plateadas, y verás aparecer ante tus ojos la luna llena! ¡Mira la redondez de sus nalgas benditas, y verás dos medias lunas unidas en el cielo!
  • Andres Cavalcanticompartió una citahace 5 meses
    Sencillas, sonrientes y llenas de ingenuidad, como la musulmana Schehrazada, su madre suculenta que las dió a luz en el misterio; fermentando con emoción en los brazos de un príncipe sublime lúbrico y feroz, bajo la mirada enternecida de Alah, clemente y misericordioso.
  • glezcur21compartió una citaayer
    era muy feliz
  • glezcur21compartió una citaayer
    era de una esbeltez deliciosa, de pechos rectos y gloriosos, párpados oscuros, ojos de noche, mejillas redondas, fina barbilla adornada con un hoyuelo, caderas poderosas y sólidas, cintura de abeja y nalgas soberanas.
  • glezcur21compartió una citahace 1 hora
    ias, la glorificó por cuanto había hecho con su hijo el príncipe Scharkán, y la invitó a sentarse. Y Abriza, entonces, se sentó, y se quitó el velillo que le cubría la cara, y ¡aquello fué un deslumbramiento! Pero tan gran deslumbramiento, que
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)