es

Robert Sapolsky

  • saavedraproxyergcompartió una citahace 10 meses
    La biología del placer involucra las mismas sustancias químicas cerebrales en nosotros que en un capibara.
  • saavedraproxyergcompartió una citahace 10 meses
    para una rata, la emoción y el olfato son prácticamente sinónimos, ya que en un roedor prácticamente todos los estímulos ambientales que provocan emociones son olfativos. Y
  • Kin Navarrocompartió una citahace 2 años
    los humanos muestran un aprendizaje elaborado, están predispuestos a ser condicionados a temer a personas con una cierta apariencia.
  • Kin Navarrocompartió una citahace 2 años
    dónde provienen los inputs que reciben estas neuronas que podríamos llamar «oooh, el sonido ya no da miedo»? De la corteza frontal. Cuando dejamos de tenerle miedo a algo, no es porque las neuronas de la amígdala hayan perdido su excitabilidad. No olvidamos de forma pasiva que algo es aterrador. Aprendemos activamente que ya no lo es.
  • Kin Navarrocompartió una citahace 2 años
    Tiene que ver con la incertidumbre, el anhelo inestable de un placer potencial, la ansiedad y el miedo y el enfado porque la recompensa pueda ser menor de lo anticipado, o que pueda que ni se produzca. Tiene que ver con cuántos de nuestros placeres y nuestras búsquedas de ellos contienen un atisbo destructivo en su interior.
  • Kin Navarrocompartió una citahace 2 años
    estimulación de la SGPA puede provocar ataques de pánico, y tiene un mayor tamaño en las personas que tienen ataques de pánico crónicos. Considerando los papeles de la amígdala en la vigilancia, la incertidumbre, la ansiedad y el miedo, es el dolor impredecible, más que el dolor en sí mismo, el que activa la amígdala. El dolor (y la respuesta de la amígdala a él) depende totalmente del contexto.
  • Kin Navarrocompartió una citahace 2 años
    La ínsula se activa cuando comemos una cucaracha o cuando imaginamos que lo hacemos. Y la ínsula y la amígdala se activan cuando imaginamos a las tribus vecinas como si fueran cucarachas asquerosas. Tal como veremos, esto es esencial para entender cómo nuestro cerebro procesa el «nosotros y ellos».
  • Kin Navarrocompartió una citahace 2 años
    esta forma, el que un input tome el atajo puede dar pie a que creas ver un arma donde hay un teléfono móvil. Y también puede provocar que aprietes el gatillo antes de que seas consciente de ello.
  • Kin Navarrocompartió una citahace 2 años
    Tu corazón hace más o menos lo mismo cuando sientes una furia homicida o cuando estás teniendo un orgasmo. De nuevo, lo opuesto al amor no es el odio, es la indiferencia.
  • Kin Navarrocompartió una citahace 2 años
    característica más importante es el doble papel que juega la amígdala tanto en la agresividad como en determinadas facetas del miedo y la ansiedad. El miedo y la agresividad no están forzosamente interrelacionados —no todos los miedos causan agresividad y no todos los comportamientos agresivos tienen su raíz en el miedo—. El miedo produce habitualmente un aumento de la agresividad solo en aquellos que ya son propensos a ella; entre los individuos que carecen de la opción de expresar la agresividad con seguridad, el miedo consigue justo lo opuesto.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)