bookmate game
es

Tove Jansson

  • Silvia Arenascompartió una citael año pasado
    Aquella noche no tocaba ninguna canción, sólo trocitos de música que parecían preguntas o pequeños ruidos que se hacen cuando uno no sabe qué contestar.
  • Vero Escobarcompartió una citahace 8 meses
    todo se complica cuando uno quiere apropiarse de las cosas
  • Silvia Arenascompartió una citael año pasado
    Ahora soy yo mismo y todo lo que ocurre significa algo. Porque no es que ocurra en general, sino que me ocurre a mí, a Ti-ti-uu. Y Ti-ti-uu ve cosas de una u otra manera, ¿entiendes lo que digo?
  • Silvia Arenascompartió una citael año pasado
    ¡Dale recuerdos al Mumintroll! Tengo que darme prisa en vivir porque he perdido mucho tiempo hasta ahora.
  • Silvia Arenascompartió una citael año pasado
    Si sigues así te harás adulto enseguida, dijo el homsa. Serás como papá y mamá y te lo habrás buscado tú mismo. Después verás y oirás como todos, quiero decir, que ni verás ni oirás nada y entonces estarás acabado.
  • Silvia Arenascompartió una citael año pasado
    «Tengo que hacérselo saber a la Gafsa», pensó. «Tengo que hacerle saber a alguien que tengo miedo, alguien que pueda responder y decir: Naturalmente que tienes miedo, lo entiendo perfectamente. O que me diga: Pero, por favor, ¿de qué puedes tener miedo? Un día de verano tan apacible como éste. Que me diga lo que sea, pero algo.»
  • Silvia Arenascompartió una citael año pasado
    Su tormenta propia siempre era la más horrible, pero siempre había sido así. Y, en el fondo, la filifionka estaba algo orgullosa de las catástrofes que había pasado ella sola, sin la compañía de nadie.
  • Silvia Arenascompartió una citael año pasado
    Yo, que cada día experimento la destrucción de la tierra, continúo vistiéndome y desnudándome, como, friego y recibo visitas como si no hubiera ocurrido nada.»
  • Silvia Arenascompartió una citael año pasado
    Ya no tenía frío. Y lo extraño era que de pronto se sintió completamente segura. Era una sensación desconocida para la filifionka y se encontró a gusto. Porque ¿de qué se tenía que preocupar? La catástrofe por fin había llegado.
  • Silvia Arenascompartió una citael año pasado
    ¡No, ni hablar!, gritó la filifionka poniéndose de pie sobre sus fríos pies. Si intento hacer que todo sea igual que antes, yo también seré igual. Volveré a tener miedo... Sé que será así. Entonces se acercarán los ciclones poco a poco y me perseguirán, y los tifones, y los huracanes...
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)