Elisenda Julibert

Libros

Citas

Miguel Ángel Vidaurrecompartió una citahace 2 meses
la versión de Artemisia Gentileschi,en la que vemos sólo a los tres personajes, Susana y los dos viejos, y donde la alusión al jardín y el baño queda resuelta con un escueto muro de piedra y dos escalones. En uno de ellos está sentada Susana, en primer plano, de frente al espectador, completamente desnuda a excepción de un simple paño blanco que cuelga sobre uno de sus muslos e impide ver el sexo. Tiene el rostro vuelto a su derecha, con expresión de evidente disgusto, y con los brazos no se cubre el cuerpo, sino que intenta rechazar a sus agresores (sí, de pronto son agresores), que asoman por encima del muro inclinándose con avidez sobre ella. Uno de los hombres la insta a no gritar llevándose el dedo índice a los labios (como en otra versión rubensiana del mismo tema, hoy en la galería Borghese de Roma, cuya composición es muy parecida y que tal vez conociera la pintora) mientras el otro, inclinado sobre su compañero y apoyando en su espalda una mano que parece una ominosa garra, le susurra algo al oído. Ninguno de los dos parece decrépito: son dos individuos corpulentos y vigorosos, perfectamente amenazantes. Al fondo, una escueta franja de cielo: no hay paisaje ni horizonte. Y un detalle curioso: el rojo de la capa de uno de los ancianos y el azul del cielo dan a la obra los dos tonos magníficos que aparecen indefectiblemente en los cuadros de la Virgen.
Miguel Ángel Vidaurrecompartió una citahace 2 meses
Porque, a fuerza de insistir en abordar el tema como desnudo y convertir a Susana en un pretexto, lo que se escamoteaba en todos esos cuadros era la suerte—tan común a lo largo de la historia como el odio entre hermanos—de una mujer a la que dos individuos se proponen violar.
Miguel Ángel Vidaurrecompartió una citahace 2 meses
De hecho, solemos aceptar que en los testimonios amorosos el objeto de la pasión está convenientemente idealizado: poco importa si reúne verdaderamente las cualidades que se le atribuyen, pues lo decisivo es el relato de una determinada subjetividad, que es la auténtica causa de la experiencia descrita. Y

Opiniones

Luis F. Guzmáncompartió su opiniónel mes pasado
💡He aprendido mucho
🎯Justo en el blanco
👍Me gustó

Una lectura que invita de manera irremediable a la reflexión, a cuestionarse y replantearse las concepciones que se tienen sobre el deseo y la manera de desear.
Por tanto tiempo la cultura se ha empeñado en mitificar a las mujeres, en convertirlas en seres despiadados que poco les importa maldecir y destruir a los hombres que se atreven a "amarles". Librando a dichos hombres de toda responsabilidad e incluso compadeciéndoles.
Creo que la lectura analiza a fondo dicha perspectiva y brinda la oportunidad de repartir las cosas como corresponden, devolviendo la fatalidad a los hombres que tanto se han empeñado a repartirla entre las mujeres.
Una lectura bastante ilustrativa y rica en ejemplos.

  • Elisenda Julibert
    Hombres fatales
    • 25
    • 111
    • 1
    Libros
  • fb2epub
    Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)