es

Irvine Welsh

    Sandylu Urcelay Cedillocompartió una citael año pasado
    Siempre pensamos que seremos capaces de cambiar a las personas y moldearlas.
    b4403485938compartió una citael año pasado
    No quería gente a mi alrededor. Esta aversión no suponía una enorme ansiedad traumática; era simplemente la madura convicción de mi propia vulnerabilidad psicológica y mi incapacidad para la convivencia
    b4403485938compartió una citael año pasado
    Volvió coquetamente hacia mí su rostro mantecoso. Aquella mujer me producía ligeras náuseas; una belleza ya granada, y todavía intentando desplegar con desenfado un magnetismo sexual que ya no poseía
    b4403485938compartió una citael año pasado
    Fue entonces cuando, paradójicamente, se adueñó de mí un horrible impulso, que parecía haberse originado en un área indeterminada detrás de mis genitales: aquella persona que me repugnaba, aquella mujer, sería mi amante.
    b4403485938compartió una citael año pasado
    «Tú ya me entiendes. Las manitas quietas»
    b4403485938compartió una citael año pasado
    Me complacía que creyese que me tenía calibrado. Si se hacía la ilusión de tener algún poder sobre mí se pondría gallito y por tanto bajaría la guardia
    b4403485938compartió una citael año pasado
    La natural antipatía que sentimos desde nuestro primer encuentro se había incubado en el invernadero del trato habitual. En un tiempo asombrosamente corto había germinado hasta convertirse en un fruto maduro de odio
    b4403485938compartió una citael año pasado
    Todo aquel asunto tenía tanto que ver con nosotros dos como conmigo y Chrissie; en cierto sentido, ella era sólo el campo de batalla en el que se libraría nuestro duelo.
    b4403485938compartió una citael año pasado
    Los holandeses fuimos a Sudáfrica. Vosotros, los británicos, nos oprimisteis. Nos metisteis en campos de concentración. Fuisteis vosotros los que inventasteis los campos de concentración, no los nazis.
    b4403485938compartió una citael año pasado
    Sentí crecer en mí un impulso de ira. Casi estuve tentado de lanzarme a un discurso sobre mi condición de escocés, no británico, y los escoceses como la última colonia oprimida del Imperio Británico.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)