es

Mo Yan

  • Pilar Orellanacompartió una citahace 10 meses
    Tres.
    —¡Fan Tres, perro
  • Rosa Rositacompartió una citahace 2 años
    La vida era dura, de acuerdo, pero mientras que tuvieras ganas de trabajar duro y dejar tu orgullo a un lado, siempre podías arreglártelas.
  • Rosa Rositacompartió una citahace 2 años
    Si las lombrices no mueren de hambre, tampoco lo haremos nosotros, la clase trabajadora
  • Rosa Rositacompartió una citahace 2 años
    La humanidad ha evolucionado hasta tal punto que lo que la separa del mundo animal es una línea tan frágil como una hoja de papel. La naturaleza humana es de hecho tan fina y frágil como una hoja de papel, que se arruga en cuanto la tocas
  • Javier Rizzofernándezcompartió una citahace 2 meses
    Una pareja se ocupaba de preparar los raviolis. El viejo tenía la cabeza totalmente blanca y aparentaba más de cien años. La vieja tenía la cara más arrugada que he visto en mi vida y aparentaba tener más de cien años.
  • Javier Rizzofernándezcompartió una citahace 2 meses
    Eh, ustedes dos, ¿quieren comer raviolis o qué? ¿Cuántos? ¿Rellenos de qué? ¿Acompañados de unos platillos de verduras? ¿Cerveza? Miré a Make para ver si estaba de acuerdo. Él me dijo que si a mí me parecía bien, a él también le parecía bien. El problema era que a mí no había nada que me pareciese bien.
  • Javier Rizzofernándezcompartió una citahace 24 días
    Su sonrisa tenía algo de indescifrable y parecía más bien una metáfora de algo que no llegaba a saber. Pero ¿una metáfora de qué? No tenía otra opción que emplear los jiaozi rellenos de carne de tigre para describir la sonrisa de la rusa. Su sonrisa era igual de bella que los jiaozi de carne de tigre que me había comido.
  • Javier Rizzofernándezcompartió una citahace 24 días
    «Antes de comer, no ofendas a la cocinera; y antes de irte a la cama, no ofendas a la laopo». ¿Es que no lo sabes? ¿Cómo van a ser los jiaozi que nos van a preparar estos dos? Él me dijo: Tranquilo, hombre. Se trata solamente de poca carne y mucha verdura, como de costumbre. ¿No deberíamos pensar mal?, le dije. ¿No temes que la abuela nos diese piñón de Indias, mosca española o algo parecido? Él me dijo: No deberías tener este tipo de pensamientos con la gente. En este mundo hay más gente buena que mala. Tras decir eso, Make parecía ya el gran señor, el cual acompañaba a su subalterno a sentarse a la mesa.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)