Siruela

  • Juan José Martín Andréscompartió una citahace 8 meses
    Somos la única especie que explica el mundo con historias, que las desea, las añora y las usa para sanar
  • Dafne🍃compartió una citael año pasado
    Yo, viva y centelleante como los instantes, me enciendo y me apago, me enciendo y me apago, me enciendo y me apago.
  • Angélica Hernández Moralescompartió una citahace 2 años
    Si alguien lee para ti, desea tu placer; es un acto de amor y un armisticio en medio de los combates de la vida.
  • Rocío Toledocompartió una citahace 2 años
    Como explica Milan Kundera en su novela La broma, la risa tiene una enorme capacidad de deslegitimar el poder, y por eso inquieta y es castigada
  • b1442397958compartió una citahace 2 años
    En las inscripciones funerarias tempranas, los muertos rogaban al paseante: «préstame tu voz», para revivir y anunciar quién yacía en el sepulcro. Los griegos y romanos creían que todo texto escrito necesita apropiarse de una voz viva con el fin de completarse y alcanzar su plenitud. Por eso, el lector que paseaba su mirada por las palabras y empezaba a leerlas sufría una especie de posesión espiritual y vocal: su laringe era invadida por el aliento del escritor
  • Alma Espinosacompartió una citahace 7 meses
    Creo que los libros describen a las personas que los tienen entre las manos.
  • Ana Berrospecompartió una citahace 2 años
    Cuando un libro arde, cuando un libro es destruido, cuando un libro muere, hay algo de nosotros mismos que se mutila irremediablemente. Cuando un libro arde, mueren todas las vidas que lo hicieron posible, todas las vidas en él contenidas y todas las vidas a las que ese libro hubiera podido dar, en el futuro, calor y conocimientos, inteligencia, goce y esperanza. Destruir un libro es, literalmente, asesinar el alma del hombre».
  • gabscompartió una citael año pasado
    Hablemos por un momento de ti, que lees estas líneas. Ahora mismo, con el libro abierto entre las manos, te dedicas a una actividad misteriosa e inquietante, aunque la costumbre te impide asombrarte por lo que haces. Piénsalo bien. Estás en silencio, recorriendo con la vista hileras de letras que tienen sentido para ti y te comunican ideas independientes del mundo que te rodea ahora mismo. Te has retirado, por decirlo así, a una habitación interior donde te hablan personas ausentes, es decir, fantasmas visibles solo para ti (en este caso, mi yo espectral) y donde el tiempo pasa al compás de tu interés o tu aburrimiento. Has creado una realidad paralela parecida a la ilusión cinematográfica, una realidad que depende solo de ti. Tú puedes, en cualquier momento, apartar los ojos de estos párrafos y volver a participar en la acción y el movimiento del mundo exterior. Pero mientras tanto permaneces al margen, donde tú has elegido estar. Hay un aura casi mágica en todo esto.
  • Kristyna Riveracompartió una citahace 7 meses
    Sin los libros, las mejores cosas de nuestro mundo se habrían esfumado en el olvido.
  • R Güemescompartió una citael año pasado
    Leer no es tan pasivo como oír o ver; es recreación y efervescencia mental.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)