es

Irene Vallejo

    Rocio Alcantaracompartió una citael año pasado
    Cuando le vendes un libro a alguien, no solamente le estás vendiendo doce onzas de papel, tinta y pegamento. Le estás vendiendo una vida totalmente nueva. Amor, amistad y humor y barcos que navegan en la noche. En un libro cabe todo, el cielo y la tierra, en un libro de verdad, quiero decir. ¡Repámpanos! Si en lugar de librero fuera panadero, carnicero o vendedor de escobas, la gente correría a recibirme, ansiosa por recibir mi mercancía. Y heme aquí, con mi cargamento de salvaciones eternas. Sí, salvación para sus pequeñas y atribuladas almas. Y no vea cómo cuesta que lo entiendan»
    Rocio Alcantaracompartió una citahace 2 años
    presentaron entonces un cofre, el objeto más precioso y excepcional del equipaje de Darío. «¿Qué podría ser tan valioso como para guardarlo aquí?», les preguntó a sus hombres. Cada uno hizo sus sugerencias: dinero, joyas, esencias, especias, trofeos de guerra. Alejandro negó con la cabeza y, tras un breve silencio, ordenó que colocaran en aquella caja su Ilíada, de la que nunca se separaba
    Lucero De La Fuentecompartió una citahace 2 años
    El primer libro de la historia nació cuando las palabras, apenas aire escrito, encontraron cobijo en la médula de una planta acuática.
    Alfonso Santiagocompartió una citael año pasado
    imposible debe ser soñado primero, para algún día hacerlo realidad.
    Antonio Martscompartió una citahace 2 años
    Desear es un acto creativo, al igual que escribir versos.
    Lilián Carrascocompartió una citahace 2 años
    En una galería cubierta dice haber visto la biblioteca sagrada sobre la cual se hallaba escrito: «Lugar de cuidado del alma». Más allá de la belleza de esa idea —la biblioteca como clínica del alma—, apenas sabemos nada sobre las colecciones de libros egipcios
    Rocio Alcantaracompartió una citael año pasado
    Creo que los libros describen a las personas que los tienen entre las manos
    Rocio Alcantaracompartió una citael año pasado
    Leer uno mismo es prestar el cuerpo a un escritor desconocido, un acto audazmente promiscuo. No se consideraba del todo incompatible con el rango de ciudadano, pero los bienpensantes de la época proclamaban que debía practicarse con cierta moderación, para que no se convirtiese en vicio
    Rocio Alcantaracompartió una citael año pasado
    Ciertas lecturas son una forma de derribar barreras, ciertas lecturas nos recomiendan al desconocido que las ama
    Rocio Alcantaracompartió una citael año pasado
    las cosas más bellas que hemos leído se las debemos casi siempre a un ser querido —o a un librero convertido en amigo—. Los libros nos siguen uniendo y anudando de una forma misteriosa.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)