es

Henry Wood

  • Marcia Ramoscompartió una citael año pasado
    trasladarme a la mansión de lord Furnivall, donde me convertiría en la doncella de la señorita
  • Marcia Ramoscompartió una citael año pasado
    revelase jamás que era ella la que me lo había contado, pero que era un ruido muy raro y lo había oído muchas veces, casi siempre en las noches de invierno, cuando se avecinaba una tormenta. La gente contaba que era el antiguo señor quien tocaba el gran órgano del vestíbulo
  • Dianela Villicaña Denacompartió una citahace 2 años
    En su lecho de muerte, mi señora me suplicó que no abandonase jamás a la señorita Rosamond, pero aunque no me hubiese dicho nada yo habría seguido a la pequeña hasta el fin del mundo
  • Dianela Villicaña Denacompartió una citahace 2 años
    A medida que se aceraba el invierno e iban acortándose los días, a veces me parecía oír un sonido extraño, como si alguien tocase el gran órgano del vestíbulo
  • Dianela Villicaña Denacompartió una citahace 2 años
    La señorita Rosamond no está aquí —dijo la señorita Stark—. Se ha ido a buscar a Dorothy, hace más de una
  • Dianela Villicaña Denacompartió una citahace 2 años
    El hombre me preguntó a gritos si había perdido a una niña. Yo, ahogada por el llanto, no fui capaz de responderle, así que se me acercó y me mostró a mi pequeña, que descansaba en sus brazos, quieta, blanca y rígida, como si estuviera muerta
  • Dianela Villicaña Denacompartió una citahace 2 años
    Me voy a llevar una buena reprimenda», me dije mientras cruzaba la galería norte. «Pero yo la había dejado a su cuidado, de modo que ellas son las culpables de que la niña estuviera merodeando por ahí sin vigilancia alguna»
  • Dianela Villicaña Denacompartió una citahace 2 años
    —¡No me ha dejado abrir la puerta para que la pobre niñita entrase! ¡Y se morirá si pasa toda la noche fuera, en los páramos! ¡Eres mala y cruel, Hester!
  • Dianela Villicaña Denacompartió una citahace 2 años
    Quieren que vaya con ellas a los páramos, ¡me llaman! ¡Ay, mi niñita! ¡Yo iría, pero la cruel y malvada Hester me sujeta muy fuerte!
  • Dianela Villicaña Denacompartió una citahace 2 años
    Además, de cada diez «historias de fantasmas memorables», a nueve se les puede encontrar una explicación sencillísima
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)