es

Philipp Blom

    Xochitl Meseguercompartió una citahace 2 años
    Los antiguos griegos no daban valor moral al sufrimiento; tras viajar por todo el Mediterráneo durante veinte años y sobrevivir a un sinnúmero de peligros, el Ulises de Homero sólo es un hombre más viejo, pero no más sabio o mejor.
    Xochitl Meseguercompartió una citahace 2 años
    Los radicales ilustrados insistieron con firmeza en que la sociedad y los individuos deben construirse sobre la base de la educación y la solidaridad.
    Xochitl Meseguercompartió una citahace 2 años
    «El que quiera escribir sólo con precisión, energía y vigor debe vivir únicamente con hombres; pero el que aspire a un estilo ágil, suelto, y a ese cierto je ne sais quoi que se llama encanto, creo que haría bien en vivir con mujeres.»1
    Xochitl Meseguercompartió una citahace 2 años
    No obstante, a nadie se le ocurría pensar que las mujeres mismas apareciesen como autoras o filósofas. La flexibilidad y la delicadeza naturales de las que sus contemporáneos masculinos las creían dotadas, las convertían en mediadoras inspiradas, pero poco más que eso. Si las limitaciones de su papel fueron, sin duda, intensamente frustrantes para muchas de esas mujeres, hacer de anfitrionas era la única manera disponible de participar en la sociedad literaria,
    Luis Alberto Barqueracompartió una citahace 2 años
    Se puede ser un cobarde en la victoria o un auténtico héroe en la derrota.
    Luis Alberto Barqueracompartió una citahace 2 años
    Escribieron y publicaron libros subversivos, sí, pero querían acabar con algo infinitamente más vasto que la monarquía o, incluso, que la Iglesia católica. En la visión que discutieron alrededor de la mesa del barón, mujeres y hombres ya no vivirían oprimidos por el miedo y la ignorancia que infundía la religión, y cada cual podría vivir su vida plenamente. En lugar de sacrificar sus deseos a la vana esperanza de una recompensa en la otra vida, podrían caminar libremente, comprender el lugar que ocupaban en el universo como máquinas inteligentes de carne y hueso, y dedicar sus energías a construir una vida individual y comunidades basadas en su herencia de deseo, empatía y razón.
    Luis Alberto Barqueracompartió una citahace 2 años
    El deseo, erótico o de otra clase, haría que su mundo fuese hermoso y rico; la empatía lo haría amable y vivible, y la razón permitiría comprender las leyes inmutables del universo.
    Luis Alberto Barqueracompartió una citahace 2 años
    La Iglesia condenaba el deseo y la razón por considerarlos, respectivamente, lujuria y orgullo –pecados mortales ambos–, y distorsionaba la empatía hasta convertirla en la práctica de hacer sufrir a la gente en vida para que pudiera obtener la recompensa después de la muerte. Para los radicales de la Ilustración
    Luis Alberto Barqueracompartió una citahace 2 años
    Para los radicales de la Ilustración era un deber convencer a sus contemporáneos de que no había vida después de la muerte, de que no había Dios ni Providencia ni plan divino, sino sólo un mundo físico de vida y muerte y lucha por la supervivencia, un mundo de necesidad ignorante y sin significado superior, y al que la bondad y el deseo carnal pueden inocular una belleza efímera. Durante el siglo XVIII, cuando estos pensamientos se consideraban heréticos y punibles con la muerte, defender esas ideas era un desafío hercúleo.
    Luis Alberto Barqueracompartió una citahace 2 años
    Pero antes de que esa visión paradisiaca y remota se hiciese realidad, había que derrotar a los enemigos de la razón y del deseo.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)