Los detectives salvajes, Roberto Bolaño
Roberto Bolaño

Los detectives salvajes

892 páginas impresas
  • 👍3
  • 🎯3
  • 🚀1
La novela narra la búsqueda de la poetisa mexicana Cesárea Tinajero, por parte de dos jóvenes poetas y ocasionales vendedores de droga, el chileno Arturo Belano y el también mexicano Ulises Lima. Bolaño utiliza a estos personajes para componer una ficción en la que se mezclan las ciudades y los personajes, en un homenaje a la poesía.

La obra se divide en tres partes. La primera y la última comprenden la búsqueda de Tinajero por parte de Belano, Lima y un joven seguidor, Juan García Madero. En la segunda, un narrador innombrado sigue las pistas de los dos poetas a lo largo de 20 años y recorre el mundo, partiendo del DF, y pisando entre otros lugares, Managua, París, Barcelona, Tel Aviv, Austria y África.

Antes de partir, Lima y Belano forman un grupo, un movimiento de poesía, llamado los real visceralistas, un homenaje al estilo de Tinajero, que se desintegra poco después de su partida. El libro se estructura como una serie de testimonios tomados por un autor desconocido, de los miembros, sus allegados y las personas con las que Lima y Belano tuvieron contacto en sus viajes. Los testimonios, narrados en primera persona, no siguen nigún orden aparente, lo que ha servido a algunos críticos para comparar Los detectives salvajes con Rayuela de Cortazar.

Belano es considerado por algunos críticos como el alter ego de Roberto Bolaño.
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Buscar en Google
Opinión
Agregar a la estantería
  • 👍Me gustó3
  • 🎯Justo en el blanco3
  • 🚀Adictivo1
Inicia sesión o regístrate
👍Me gustó
🔮Profundo
🎯Justo en el blanco
🚀Adictivo

👍Me gustó

flower
flowercompartió su opiniónhace 9 meses
🎯Justo en el blanco

Manifeste electrique aux paupiers de jupes, de Michel Bulteau, Matthieu Messagier, Jean-Jacques Faussot, Jean-Jacques N’Guyen That, Gyl Bert-Ram-Soutrenom F. M., entre otros poetas del Movimiento Eléctrico, nuestros pares de Francia (supongo).

Sang de satin, de Michel Bulteau.

Nord d’eté naitre opaque, de Matthieu Messagier.

Los libros que llevaba Arturo Belano eran:

Le parfait criminel, de Alain Jouffroy.

Le pays ou tout est permis, de Sophie Podolski.

Cent mille milliards de poemes, de Raymond Queneau. (Este último estaba fotocopiado y los cortes horizontales que exhibía la fotocopia más el desgaste propio de un libro manoseado en exceso, lo convertían en una especie de asombrada flor de papel, con los pétalos erizados hacia los cuatro puntos cardinales.)

Más tarde nos encontramos con Ernesto San Epifanio, que también llevaba tres libros. Le pedí que me los dejara anotar. Eran éstos:

Little Johnny’s Confession, de Brian Patten.

Tonigth at Noon, de Adrian Henri.

The Lost Fire Brigade, de Spike Hawkins.
flower
flowercompartió una citahace 9 meses
Ernesto San Epifanio dijo que existía literatura heterosexual, homosexual y bisexual. Las novelas, generalmente, eran heterosexuales, la poesía, en cambio, era absolutamente homosexual, los cuentos, deduzco, eran bisexuales, aunque esto no lo dijo.
vivir en París, es sabido, desgasta, diluye todas las vocaciones que no sean de hierro, encanalla, empuja al olvido.
Favoritos de Julieta Venegas, Conejo Literario
Conejo Literario
Favoritos de Julieta Venegas
  • 19
  • 28
De gustos y sabores..., Grace Viezka Van Gulik
Grace Viezka Van Gulik
De gustos y sabores...
  • 43
  • 3
Por leer, Gustavo Chavez Perez
Gustavo Chavez Perez
Por leer
  • 184
  • 2
Otros títulos, Ale Luévano
Ale Luévano
Otros títulos
  • 33
  • 1
221 b baker street, Gerardo Barrios
Gerardo Barrios
221 b baker street
  • 6
  • 1
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)