Alaíde Ventura Medina

Como caracol

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Ruthcompartió una citahace 8 meses
    “Las preguntas realmente serias son aquellas que pueden ser formuladas hasta por un niño (Milan Kundera)”.
    Cynthia Chiangcompartió una citahace 5 meses
    el caos es un orden que no hemos entendido
    Abi Cortéscompartió una citahace 5 días
    Al despedirnos, nos dimos otro abrazo, o retomamos el mismo de siempre.
    Hatebreedercompartió una citahace 10 días
    —No necesitas la silla de ruedas, ¿verdad? —le pregunté.

    —No quiero molestar —respondió—. No quiero ser una carga para nadie.

    —No lo eres.

    —No quiero ser un costal que mueven de un lado a otro —dijo. Más que hablar conmigo, ordenaba sus pensamientos en voz alta—. No quiero estar si ya no estoy…

    La abracé. Cada vez estaba más chiquita, más flaca.
    Abi Cortéscompartió una citael mes pasado
    Yo nunca había tenido novio, pero siempre había imaginado andar con alguien con quien pudiera platicar y que me dieran ganas de bañarme antes de verlo.
    Abi Cortéscompartió una citael mes pasado
    Dejé que mi enojo se fermentara en silencio, como el tepache
    memwicacompartió una citahace 3 meses
    “No quiero ser una carga para nadie. No quiero que sientan lástima por mí. Si ya no estoy, no estoy y punto. Viví con dignidad, quiero morir con dignidad. Que nadie limpie mi mierda, no me den de comer con un tubo”.
    memwicacompartió una citahace 3 meses
    No quiero estar si ya no estoy…
    Daniela Trejo Pérezcompartió una citahace 4 meses
    ¿Cómo podía sentirse tan viva una ciudad tan vieja?
    Karlacompartió una citahace 4 meses
    No es tibio, no puede ser tibio. Tiene que ser arrebatador. Te tiene que quitar el hambre, el sueño, las ganas de morir. Si hay que analizarlo, mejor no pierdas tu tiempo, Julieta, eso no es nada. Si es tibio, no es amor, entiéndelo: es nada
    Zalvecompartió una citahace 4 meses
    Le pregunté a Hun si algún día se le iba a olvidar mi nombre.

    —Me lo tatúo si es necesario —contestó.

    Nos besamos hasta quedarnos dormidos en el sillón de la sala.
    ERIKA DANIELA CORONEL PEREZcompartió una citahace 4 meses
    No había un momento exacto: la respuesta era nunca. No la íbamos a perder nunca. Por lo menos yo la iba a llevar siempre conmigo, como se llevan las cosas que importan. Mi casa, mi mundo, mi abuela a cuestas, como un caracol.
    Mayecompartió una citahace 4 meses
    —Mariana, ¿en qué piensas cuando no hablas?
    ERIKA DANIELA CORONEL PEREZcompartió una citahace 4 meses
    Pero la Ciudad de México era lo contrario de naturaleza. Todo, absolutamente todo, fue construido o colocado por alguien. Por eso resultaba muy extraño que hubiera tantos lugares abandonados. ¿Para qué los hicieron si no iban a usarlos? “Con razón dicen que esta ciudad es hostil”, pensé, “a nadie le gusta que lo construyan y luego lo abandonen a su suerte”.
    ERIKA DANIELA CORONEL PEREZcompartió una citahace 4 meses
    Todos tenían algo en común: el mundo que estaban viendo por primera vez era nuevo para ellos, pero había estado siempre ahí, escondido ante sus ojos, pero presente entre las cosas que existen.
    ERIKA DANIELA CORONEL PEREZcompartió una citahace 4 meses
    Mi mamá apareció un día en el mundo, desligada por completo de los demás seres humanos. Sin familia ni lazos ni recuerdos.
    Montserrat Almazán (Letras Cursivas)compartió una citahace 6 meses
    Ni la juventud sabe lo que puede, ni la vejez puede lo que sabe (José Saramago)”
    Marcompartió una citahace 7 meses
    Cuando pronuncio la palabra futuro, la primera sílaba pertenece ya al pasado (Wislawa Szymborska)”
    Fany Claucompartió una citahace 7 meses
    “Lo que decimos pocas veces se parece a nosotros (Jorge Luis Borges)”
    Fany Moralescompartió una citahace 7 meses
    Ni la juventud sabe lo que puede, ni la vejez puede lo que sabe (
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)