Citas de “Un sueño” de Amado Nervo

Sinhue_Masan
Sinhue_Masancompartió una citahace 5 meses
-¡Señor -replicó la princesa con voz apagada-, sois rey, rey poderoso; pero todo el poder de Vuestra Majestad no basta para aprisionar una sombra, ni para retener un ensueño!
b8259648712
b8259648712compartió una citaanteayer
se codeaban en el más heteróclito contubernio.
Valentina Vásquez Contreras
Valentina Vásquez Contrerascompartió una citahace 7 meses
Hermana mía, ¿no la veré, pues, nunca? ¿Nunca más he de verla? Yo la amé, sin embargo… Estoy loco, hermana mía. ¡La amé y anhelo recobrarla!…
-¡Señor -replicó la princesa con voz apagada-, sois rey, rey poderoso; pero todo el poder de Vuestra Majestad no basta para aprisionar una sombra, ni para retener un ensueño!
Valentina Vásquez Contreras
Valentina Vásquez Contrerascompartió una citahace 7 meses
¡No son más que un sueño! -repitió Mencía fúnebremente.
-¡Pero, entonces -insinuó Lope con espanto-, tú… tú no vives ; tú, Mencía, la esposa de mi corazón, la elegida de mi alma, la única a quien siento que he amado… desde hace mucho, mucho, desde todos los siglos!, ¿no eras más que una sombra?
Valentina Vásquez Contreras
Valentina Vásquez Contrerascompartió una citahace 7 meses
Y a ella, pensó Lope al verla, que siempre la quiso. ¡Desde quién sabe qué recodos misteriosos del pasado venía este amor
Valentina Vásquez Contreras
Valentina Vásquez Contrerascompartió una citahace 7 meses
El cielo era de una incontaminada pureza. Una suave frescura primaveral llegaba de los campos, de las peñas, del río
Valentina Vásquez Contreras
Valentina Vásquez Contrerascompartió una citahace 7 meses
… Porque yo creo en ella y la aguardo… Y vos, Mencía, ¿creéis en la gloria?
-¿Cómo no he de creer en la gloria si llevo el paraíso en el corazón?
Valentina Vásquez Contreras
Valentina Vásquez Contrerascompartió una citahace 7 meses
oledo, pues, como insinuábamos al principio, a pesar de su grandeza y hermosura iba a convertirse en breve, gracias a Madrid, en una ciudad muerta, en una ciudad museo, pero también, y por esto mismo, en la Roma española, a donde devotos y pensativos se encaminarían la Poesía, la Historia y el Arte a meditar sobre las pasadas grandezas.
Valentina Vásquez Contreras
Valentina Vásquez Contrerascompartió una citahace 7 meses
Desnudas quedaron las comarcas que habían ensilvecido los siglos, y Madrid en medio de un erial.
Yaneli Castellanos Gutiérrez
Yaneli Castellanos Gutiérrezcompartió una citahace 8 meses
Y a ella, pensó Lope al verla, que siempre la quiso. ¡Desde quién sabe qué recodos misteriosos del pasado venía este amor!
Yessi PJ
Yessi PJcompartió una citahace 9 meses
sois rey, rey poderoso; pero todo el poder de Vuestra Majestad no basta para aprisionar una sombra, ni para retener un ensueño!
Yessi PJ
Yessi PJcompartió una citahace 9 meses
Hay muchas cosas en los cielos y en la tierra que no comprende nuestra filosofía;
Yessi PJ
Yessi PJcompartió una citahace 9 meses
Era el alma cuyo vuelo debía periódicamente en los tiempos cruzarse con el suyo, cuya órbita debía con la suya tener forzosamente intersecciones.
Yessi PJ
Yessi PJcompartió una citahace 9 meses
Vestían las gentes de distinta manera que vestimos tú y yo, y vivían una vida agitada y afanosa; hablaban otro idioma.
Yessi PJ
Yessi PJcompartió una citahace 9 meses
Los hombres sabían mucho más que sabemos hoy, y eran mucho más libres… , pero no felices.
marifersimuta
marifersimutacompartió una citahace 10 meses
todo el poder de Vuestra Majestad no basta para aprisionar una sombra, ni para retener un ensueño!
Michel Isidro
Michel Isidrocompartió una citael año pasado
-¡Señor -replicó la princesa con voz apagada-, sois rey, rey poderoso; pero todo el poder de Vuestra Majestad no basta para aprisionar una sombra, ni para retener un ensueño!
Michel Isidro
Michel Isidrocompartió una citael año pasado
-Su Alteza vendrá a ver a Su Majestad en seguida.
Michel Isidro
Michel Isidrocompartió una citael año pasado
¡Y los ojos de Lope se cerraban dulcemente, dulcemente, y las formas de Mencía íbanse desvaneciendo, desvaneciendo, desvaneciendo!
Michel Isidro
Michel Isidrocompartió una citael año pasado
-¡No te has de ir, no! ¡No he de perderte!, ¡señora mía!, ¡dueña mía!, ¡amada mía!, ¡no te has de ir! ¡No he de cerrar los ojos, no he de sucumbir al sueño!… ¡No te arrancarán de mis brazos, ni te devorarán las tinieblas! ¡Habré de amarte siempre… despierto, en un día… sin fin… en un… perenne dí… a!
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)