Aquí Vive El Horror, Jay Anson
Jay Anson

Aquí Vive El Horror

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
Cualquier entidad que haya aquí es, a mi modo de ver y sin lugar a dudas, de un carácter enteramente negativo. No tiene nada que ver con nadie que haya caminado una vez por la Tierra en forma humana. Proviene directamente de las entrañas de la Tierra".
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
Eran las siete de la mañana del 14 de enero de 1976, el vigésimo octavo día de la estadía de la familia Lutz en el número 112 de Ocean Avenue.
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
Francine le había dicho a Eric que no iba a volver a poner los pies en el lugar: la presencia era demasiado fuerte
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
Hay un viejo y una vieja
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
primero, fraude y dolo. Segundo, causas científicas naturales. Tercero, causas parapsicológicas. Cuarto, influencias satánicas. Y quinto, el milagro
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
Por lo general, una persona es afectada en forma material: éste podría ser el caso que usted nos cuenta. A esto llamamos nosotros infección. La infección se subdivide en varias categorías que le expondré en seguida.
—La obsesión —dijo el padre Nuncio, interviniendo— es el paso siguiente. En la obsesión la persona es afectada interna o externamente. Y por último está la posesión que hace perder a la persona momentáneamente el dominio de sus facultades y permite al diablo actuar desde ella y por su intermedio.
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
¡Ahora dice que no tiene idea de cuánto tiempo estuvo allí acostado antes de oír una música militar en el piso de abajo!
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
¡el olor a excrementos humanos está siempre asociado a la aparición del diablo!
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
Soy el Salvador de todos los hombres, dice el Señor. Sean cuales fueren sus tribulaciones, Yo responderé a sus clamores y siempre seré el Señor de ellos."
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
Kathy intentó abrir la boca para decir algo a su marido. No pudo hacerlo. Ni siquiera pudo apartar los ojos del demonio con cuernos y un capuchón blanco y puntiagudo en la cabeza
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
Al parecer, los indios Shinnecocks habían utilizado terrenos sabre el río Amityville para reunir en ellos a los enfermos, los locos y los moribundos.
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
Ronald De Feo hizo tomar un soporífero a su familia durante la comida del 13 de noviembre de 1974 y luego, cuando estaban durmiendo, los baleó con una escopeta de alto poder. Durante el juicio el criminal afirmó que una voz le había dicho que debía proceder de este modo.
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
Yo sé por qué no podemos entrar. Jodie está ahí.
—¿Jodie? ¿Quién es Jodie? —preguntó Danny.
—Es un amigo mío. Un cerdo.
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
Mamá... ¿hablan los Angeles?
Kathy miró a su hija. ¡La niña se había dado cuenta que ella estaba allí
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
Ahora, cuando pienso en ello, dice Kathy, me doy cuenta que fue la primera vez que vi a los chicos dormir en esa postura... Especialmente a los tres al mismo tiempo. Incluso recuerdo que iba a decir algo a George en ese sentido, a decirle que aquello me parecía raro".
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
despertó una vez más a las tres y cuarto de la mañana, y cedió al impulso que le llevaba a echar una mirada abajo, quedó asombrado al encontrarse con que el portón de madera del frente —que pesaba por lo menos ciento veinte kilos estaba abierto y desquiciado, ¡colgando de un solo gozne!
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
¡Missy! Me has dado un susto. ¿Qué pasa? ¿Por qué te has levantado tan temprano?
La niña tenía los ojos entornados. Los cabellos rubios le cubrían la cara. Echó una mirada en derredor, como si no se diera cuenta de dónde estaba.
—Quiero ir a casa, mamá.
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
de diciembre de 1975, el primero de sus veintiocho días.
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
el padre Mancuso oyó una voz de hombre que decía con claridad impresionante: "¡Fuera!"
Eliana Andrea Castillo Quintero
Eliana Andrea Castillo Quinterocompartió una citahace 2 años
La trágica historia que había ocurrido en el número 112 de Ocean Avenue no preocupaba ni a George, ni a Kathy, ni a sus tres hijos. Ésta era la casa con la que ellos siempre habían soñado.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)