Las hermanas Makioka, Junichirô Tanizaki
lalalalamaeza
lalalalamaezacompartió una citael año pasado
Mirando aquel rostro bañado en lágrimas, Sachiko ya no podía pensar en aquella mujer alemana como en una extranjera.
lalalalamaeza
lalalalamaezacompartió una citael año pasado
Teinosuke se puso a contemplar la inundación, si no con horror, por lo menos con reverente respeto.
lalalalamaeza
lalalalamaezacompartió una citael año pasado
–Es el otoño –observó, levantando la vista del periódico–. ¿No te parece que el café tiene un aroma más fuerte esta mañana?
lalalalamaeza
lalalalamaezacompartió una citael año pasado
Permitidme que esconda por lo menos un pétalo

en la manga de mi traje de contemplar las flores,

para que pueda recordar la primavera.
lalalalamaeza
lalalalamaezacompartió una citael año pasado
«Las flores de los cerezos que al caer

nos abandonan para que lloremos a la primavera

las ocultaré aquí, en mi manga»
Daniela Calderón
Daniela Calderóncompartió una citahace 2 años
Pero para aquella gente, huidos de su patria y obligados a andar errantes, la cuestión internacional era algo que no podían olvidar ni por un momento.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)