Libros
Friedrich Nietzsche

Aforismos

Friedrich Nietzsche (Rocken, 1844-Weimar, 1900) goza de un prestigio inusual, sólo comparable al alcanzado por Karl Marx y Sigmund Freud, los otros dos maestros de la sospecha, al decir del hermeneuta Paul Ricoeur. Pocos calificativos convienen mejor a su figura que el de filósofo trágico, en la medida que también lo fueron Epicuro, Lucrecio y Montaigne: un filósofo prendado de la vida, pero atrapado desde muy pronto en las redes del lenguaje, lo que le predispuso al rechazo del discurso tradicional, el lenguaje del todo, en favor del discurso fragmentado, el lenguaje de las partes. El autor de 'Así habló Zaratustra' no pretende exponer una visión global o un pensamiento unitario, sino que se limita a introducir una mirada discontinua, respetuosa con el mundo de la vida, en un medio cultural devaluado por los discursos establecidos. Ésta es, a fin de cuentas, la moral nietzscheana del lenguaje, sobre la que se sustenta el ambicioso proyecto filosófico que llevó a cabo, dirigido por una conciencia lingüística extrema, y destinado a relatar la expansión del nihilismo en las sociedades occidentales. Algo de todo ello encontrará el lector en esta selección de sus pensamientos, debida al buen hacer de Luis B. Pietrafesa; en esta selección de textos concebidos, trabajados y ejecutados conforme a la escritura aforística moderna de estricta orientación filosófica.
284 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2013
Año de publicación
2013
Editorial
Renacimiento
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Roger Reyescompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó

Citas

    Anthony Rioscompartió una citahace 2 meses
    en el poder coercitivo del lenguaje
    Anthony Rioscompartió una citahace 2 meses
    «El que encuentra interesante el lenguaje se distingue de quien sólo lo toma como medio para pensamientos interesantes»
    Ramon Verduzco-olivacompartió una citahace 3 meses
    El amor desea, el temor evita. En esto consiste que no se pueda ser al mismo tiempo amado y respetado por una misma persona, por lo menos al mismo tiempo. Pues el que respeta reconoce el poder, es decir, teme; su estado es un temor respetuoso. Pero el amor no reconoce ningún poder, nada que separe, que distinga, que establezca superioridad e inferioridad de rango

En las estanterías

    Rocío Sáez
    Filosofía
    • 43
    • 4
    Carlos Mario Cardona Marin
    F.I.L.O.S.O.F.I.A.
    • 67
    • 3
    holker154
    Suspenso
    • 10
    • 3
    Tomás Alfonzo Baez
    Cambio de Perspectivas
    • 19
    Vane Castillo
    心理
    • 18
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)