Neil Gaiman

American Gods (X Aniversario)

    Stefany Dinnenycompartió una citahace 4 años
    Creo que la vida es un juego, que la vida es una broma cruel y que la vida es lo que sucede cuando estás vivo y que lo mejor que puedes hacer es tumbarte a la bartola y disfrutarla
    Carolin Gonzalezcompartió una citahace 3 años
    —La Libertad —bramó Wednesday— es una ramera con la que hay que acostarse sobre un colchón de cadáveres.
    Alesi Mcompartió una citael mes pasado
    Creo que las chuches estaban mucho más ricas cuando era pequeña, que es aerodinámicamente imposible que los abejorros vuelen, que la luz es a un tiempo onda y partícula, que en algún lugar del mundo hay un gato en una caja que está vivo y muerto al mismo tiempo (aunque si no abren nunca esa caja y no le dan de comer acabará estando muerto y muerto), y creo que en el universo hay estrellas miles de millones de años más antiguas que el propio universo.
    Alesi Mcompartió una citael mes pasado
    —Estás tan lleno de mierda que no sé cómo no se te ponen los ojos marrones —le pasó un plato vacío—. Sírvete tú mismo.
    Alesi Mcompartió una citael mes pasado
    —No puedo hacer que vuelva a la vida —le dijo—. Ni siquiera sé por qué no está todo lo muerta que debería estar.
    Alesi Mcompartió una citael mes pasado
    —Conozco un decimosexto encantamiento: si necesito amor, puedo cambiar la mente y el corazón de cualquier mujer.

    »Hay un decimoséptimo, por el cual ninguna mujer que yo desee podrá desear a otro.

    »Y aún conozco un decimoctavo hechizo, el hechizo más poderoso de todos, y que no puedo revelarle a nadie, porque un secreto que nadie conoce, salvo tú, es el secreto más poderoso que pueda existir.
    Alesi Mcompartió una citael mes pasado
    »El décimo conjuro que aprendí sirve para disipar a las brujas, haciendo que un torbellino las arrastre por los cielos para que no puedan volver a encontrar la puerta de su propia casa.

    »El undécimo: si lo canto en el fragor de la batalla puede hacer que los soldados atraviesen la turba sanos y salvos, y llevarlos hasta la seguridad de sus hogares.

    »Conozco un duodécimo encantamiento: si veo a un ahorcado puedo descolgarlo y hacer que nos susurre todo lo que recuerda.

    »El decimotercero: si rocío con agua la cabeza de un niño, este no entrará nunca en batalla.

    »El decimocuarto: conozco los nombres de todos los dioses. Todos y cada uno de ellos.

    »El decimoquinto: sueño con el poder, con la gloria y con la sabiduría, y puedo hacer que la gente crea en mis sueños.
    Alesi Mcompartió una citael mes pasado
    —Conozco un hechizo que cura el dolor y la enfermedad, y que alivia los corazones dolientes.

    »Conozco un hechizo que cura las heridas con solo tocarlas.

    »Conozco un hechizo que desarma al enemigo.

    »Conozco otro hechizo que puede liberarme de mis cadenas y ataduras.

    »Y un quinto hechizo: con él puedo atrapar al vuelo una bala sin que me hiera.

    Hablaba en voz baja, y en tono apremiante. Había abandonado el tono autoritario, y aquella inquietante sonrisa. Susurraba como si recitara las palabras de un ritual religioso, como si estuviera contándole algo oscuro y doloroso.

    —El sexto: cualquier maleficio en mi contra se volverá contra quien lo haya formulado.

    »El séptimo hechizo: puedo apagar un fuego con solo mirarlo.

    »El octavo: si un hombre me odia, puedo ganarme su amistad.

    »El noveno: puedo cantarle al viento para que duerma y apaciguar una tempestad el tiempo suficiente para que un barco pueda regresar a puerto.
    Alberto Reyescompartió una citael mes pasado
    ¿Cómo queréis el café? —preguntó a sus invitados—. Aquí lo tomamos negro como la noche, y dulce como el pecado.
    Alberto Reyescompartió una citael mes pasado
    El Padre de Todos creó el mundo —gritó—. Lo construyó con sus manos a partir de los maltrechos huesos y la carne de Ymir, su abuelo. Colocó los sesos de Ymir en el cielo para que fueran las nubes, y su salobre sangre dio lugar a los mares que hemos cruzado. Si fue él quien creó el mundo, ¿quién sino él iba a haber creado esta tierra? Y si hemos de morir como hombres aquí, ¿no nos abrirá igualmente las puertas de su morada celeste?
    Alberto Reyescompartió una citael mes pasado
    Los dioses mueren. Y cuando mueren de verdad nadie los llora ni los recuerda. Las ideas son más difíciles de matar que las personas, pero también se pueden eliminar, en definitiva.
    Alberto Reyescompartió una citael mes pasado
    »Los dioses mueren. Y cuando mueren de verdad nadie los llora ni los recuerda. Las ideas son más difíciles de matar que las personas, pero también se pueden eliminar, en definitiva.
    Alesi Mcompartió una citahace 2 meses
    I’ll tell you all my secrets
    But I lie about my past
    So send me off to bed forevermore
    Alesi Mcompartió una citahace 2 meses
    —Es mejor no interesarse por la salud de nadie cuando uno dirige una funeraria. Pueden pensar que lo haces por interés comercial —
    Alesi Mcompartió una citahace 2 meses
    Aquí lo tomamos negro como la noche, y dulce como el pecado.
    Alesi Mcompartió una citahace 2 meses
    Todas las horas hieren. La última mata.
    Legnacompartió una citahace 3 meses
    única herramienta que tenemos para creer son nuestros sentidos: son los instrumentos que utilizamos para percibir el mundo: la vista, el tacto, la memoria. Si nuestros sentidos nos mienten, no podemos fiarnos de nada.
    Legnacompartió una citahace 3 meses
    también se pueden eliminar, en definitiva.
    Legnacompartió una citahace 3 meses
    Las ideas son más difíciles de matar que las personas, pero tam‍
    Legnacompartió una citahace 3 meses
    Sombra pensó que había mucho que decir sobre la represión de las emociones. Si uno lleva mucho tiempo haciéndolo y lo hace bien, pensaba, al final acaba por no sentir nada.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)