Citas de “Descubriendo el placer” de Tatiana Amaral

gat123
gat123compartió una citahace 2 años
Te has transformado en un monstruo por tu orgullo y tu egoísmo. No te preocupes por salvar tu alma. Hace mucho tiempo que se perdió
—No, «señor Carter». No soy como tú. Puedes estar tranquilo en cuanto a mantener tu bonito matrimonio. Esta idiota sale de escena.
b4764667244
b4764667244compartió una citahace 2 años
Tampoco tenía derecho a pensar que era otra forma de enredarme en su juego, ya que el compromiso estaba programado antes de que llegara a la empresa e iba a ser Abby quien lo acompañara.
b4930754518
b4930754518compartió una citahace 2 años
No era un pene cualquiera. Era un pene digno de él
Lu Guerrero
Lu Guerrerocompartió una citahace 2 años
¿Tan prohibido y al mismo tiempo tan apetecible que sabes que podría destruirte?»
Lu Guerrero
Lu Guerrerocompartió una citahace 2 años
¿Un deseo prohibido que puede destruirte?
Rainbow 69
Rainbow 69compartió una citahace 2 años
«¿Has tenido ganas alguna vez de tocar algo que sabes que está prohibido? ¿Has sentido alguna vez el deseo irresistible de experimentar algo que sabes que no es correcto social o éticamente? ¿Tan prohibido y al mismo tiempo tan apetecible que sabes que podría destruirte?»
b1982441441
b1982441441compartió una citahace 9 meses
tenido ganas alguna vez de tocar
b3779785205
b3779785205compartió una citahace 9 meses
.
¿Tarde? Era como si me hubiera perdido algo.
El
b5876117986
b5876117986compartió una citahace 9 meses
Melissa Simon.
La misma que ahora ocupaba mis pensamientos más de lo que debía.
www.rocaebooks.com
b4930754518
b4930754518compartió una citahace 2 años
pasaba sus labios por mi sexo, chupándome y mordiéndome como si estuviera saboreando una fruta. Me acarició el clítoris con la punta de la lengua con movimientos circulares y luego sus dientes ejercieron una leve y deliciosa presión en el mismo lugar, ya tan sensible.
Mis gemidos indicaban el placer que me estaba proporcionando. No escatimó su deliciosa tortura
b4930754518
b4930754518compartió una citahace 2 años
Solo tocaba la entrada de mi sexo. Movía el cuerpo y su miembro me experimentaba y desaparecía. Gemí instintivamente. Eran gemidos con los que imploraba y mostraba el placer que sentía por la expectativa de lo que venía. Nos quedamos así durante unos segundos. Probando, saboreando y retrasando el momento: una deliciosa tortura
b4930754518
b4930754518compartió una citahace 2 años
Que Nuestra Señora de la Expectativa del Precoito se apiadara de mí.
Lu Guerrero
Lu Guerrerocompartió una citahace 2 años
Un juego constante de intriga y seducción, donde el amor es la única carta prohibida.
b4303393149
b4303393149compartió una citahace 2 años
suelo, así que

Aquí voy

cuentasdiego2
cuentasdiego2compartió una citahace 2 años
Había dominado, no solo mi cuerpo, sino mi mente e incluso mi alma.

Nathy

cuentasdiego2
cuentasdiego2compartió una citahace 2 años
Yo lo deseé en el primer instante en que lo vi. Fue más fuerte que mis principios. Y quiero decir que no, que no puedo más, que no soporto tantos secretos y tantos miedos, y entonces basta que él me mire para que toda mi confusión desaparezca. Estoy presa de esto y no consigo encontrar la manera de salir.

Nat

cuentagratis100
cuentagratis100compartió una citahace 2 años
Mel era la forma de empezar de nuevo.
Con su entrega, no tuve fuerzas para seguir indiferente.
Cecile Ccile
Cecile Ccilecompartió una citahace 2 años
«¿Has tenido ganas alguna vez de tocar algo que sabes que está prohibido? ¿Has sentido alguna vez el deseo irresistible de experimentar algo que sabes que no es correcto social o éticamente? ¿Tan prohibido y al mismo tiempo tan apetecible que sabes que podría destruirte?»

????☔️

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)