bookmate game
Libros
Valérie Mréjen

El agrio

El Agrio es Bruno, y la narradora, quizá para su desgracia, se ha enamorado de él. Mucho más: se ha vuelto loca por él. El Agrio siempre llega tarde a las citas y no suele informar de sus planes, tiene una Leica, es muy dado a los accidentes, deshace los envoltorios con sumo cuidado y estudia japonés. El Agrio es uno de esos espíritus dotados para apreciar la belleza de lo cotidiano: el papel pintado de un viejo restaurante, las pegatinas de las naranjas, la porcelana de una taza… El Agrio tiene una delicada relación con los objetos, pero es algo más descuidado en las relaciones con los seres no inanimados y no valora las atenciones de nuestra encantadora y rendida protagonista.
Valérie Mréjen analiza esta historia de amour fou como un médico forense que estudia la escena de un crimen, pero será el lector quien tenga que extraer las conclusiones: muchos se reconocerán en las peculiaridades de esta relación imposible llena de contestadores automáticos averiados, degustaciones de quesos y regalos por correspondencia. Irónica, mordaz y divertida, El Agrio es un pequeño tratado sobre los meandros que puede llegar a trazar el sinuoso río de la expectativa amorosa.
49 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2021
Año de publicación
2021
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

  • Patricia Suárezcompartió su opiniónhace 3 años
    👍Me gustó

    Pero no está a la altura de Mí abuelo. Cansa

  • R Güemescompartió su opiniónhace 7 días
    🙈Ni fu ni fa

  • Tess Pedrocompartió su opiniónhace 7 meses
    🙈Ni fu ni fa

Citas

  • Tess Pedrocompartió una citahace 7 meses
    Según su texto, se trataba de vernos menos, de guardar las distancias y de aumentar las libertades. Peleaba por una mayor autonomía, por un alejamiento al 100%, se posicionaba contra el encadenamiento del hombre libre a la mujer adhesiva. No venía a cuento que dejáramos correr rumores de que estábamos for­malmente juntos o este tipo de ideas. El máximo de independencia ofrecía una flexibilidad absoluta y reducía las posibilidades de ruptura. Ni se corrían riesgos ni había obligaciones.
  • Mariana Aguilar Doncelcompartió una citael año pasado
    Las sostuvo en sus manos con mucho respeto y me confesó que sólo con verlas deberíamos sentirnos felices, que era incomprensible no alcanzar la felicidad al contacto con aquellos cuencos.
  • Meet Patelcompartió una citahace 2 años
    Nada era real excepto lo real, las impresiones directas e inmediatas.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)