La mujer, víctima y cómplice, Yadira Calvo
Libros
Yadira Calvo

La mujer, víctima y cómplice

Leer
Tati Varela
Tati Varelacompartió una citahace 9 meses
adores empiezan a dejar de encontrar en ella el placer de mirarla, a la par que empiezan a notar lo que hay, o más prop

24

Tati Varela
Tati Varelacompartió una citahace 9 meses
ra Rosario Castellanos,4 la exaltación de la mujer por esta causa es una manera de invalidarla y codificarla. Para co
Eva Rivera
Eva Riveracompartió una citahace 9 meses
La prostituta se vio liberada de la exigencia de castidad, a expensas de su degradación moral y física, para salvar la pureza de las demás mujeres. Se convirtió en un mal necesario, pero mal al fin, y su figura vino a representar, junto a la de la bruja y la adúltera, el símbolo de la mujer como fuente de maldad, corruptora del varón. Eva y Pandora
Eva Rivera
Eva Riveracompartió una citahace 9 meses
Esto se debe a que su avasallamiento se originó en la organización familiar monogámica, de orden evidentemente económico, que dio al varón la supremacía por medio de la riqueza, y convirtió a la mujer en un bien material, a la par del ganado y de los esclavos. Es natural que las mujeres hayan reaccionado siempre contra la opresión, quebrantando la norma de castidad que aparece como la medida más inmediata y fácilmente apreciable
Eva Rivera
Eva Riveracompartió una citahace 9 meses
Según Engels, que se hace eco de las teorías de Bachofen, el comercio carnal desciende en línea directa del matrimonio por grupos, que sería la forma natural del matrimonio, en contraposición a la monogamia, que surgió por intereses económicos. La entrega de la mujer por dinero era un sacerdocio en la Antigüedad, y Bachofen ve en él una penitencia que se le imponía para adquirir el derecho a la castidad, “la expresión mítica –según Engels– del rescate por medio del cual se libra la mujer de la antigua comunidad de maridos y ad
Eva Rivera
Eva Riveracompartió una citahace 9 meses
matrimonio monogámico apareció como una institución favorable para la mujer, que con él se convirtió en objeto de la explotación masculina, y cuyas consecuencias se están sintiendo todavía en las manifestaciones culturales de desigualdad. Más bien pareciera que la prostitución sagrada fuera, en todo caso, un resarcimiento a la mujer por la pérdida de su libertad sexual.
Eva Rivera
Eva Riveracompartió una citahace 9 meses
la gran fuerza que ha tomado en los últimos años el movimiento feminista se debe a que estamos viviendo una especie de crisis de la razón
Eva Rivera
Eva Riveracompartió una citahace 9 meses
s admirable de qué modo se genera un prejuicio y adquiere categoría de verdad.
Eva Rivera
Eva Riveracompartió una citahace 9 meses
el varón ha convertido a la mujer en un ser económicamente dependiente, aumentando así su necesidad de atraerlo, porque no solo está en juego, para ella, la satisfacción sexual, sino toda su vida y su seguridad. Fromm
Eva Rivera
Eva Riveracompartió una citahace 9 meses
La estructura social de la familia,2 atribuye la preocupación de la mujer por su apariencia al hecho de que su función social dominante sea la de ama de casa. Su seguridad depende básicamente del matrimonio, debido a lo cual debe competir con otras mujeres por el amor de un hombre y para ello necesita ser sexualmente atractiva.
Eva Rivera
Eva Riveracompartió una citahace 9 meses
La mayor parte de las mujeres, condicionadas por la educación y el ambiente en general, han llegado a identificarse con su imagen, y a creer que su esclavitud es de propósito divino, contribuyendo, por esto, a eternizarla.
Eva Rivera
Eva Riveracompartió una citahace 9 meses
Jean Lacroix12 llega incluso a definir la adultez como el acto de liberación del padre, y confirma que su figura se encuentra en el origen de toda sumisión, obediencia y disciplina. Él cree que toda doctrina de carácter emancipador, incluida la democracia, puede ser definida en pro del asesinato del padre.
Eva Rivera
Eva Riveracompartió una citahace 9 meses
El porvenir del mundo no puede ser jamás producto del monosexismo, ya sea masculino o femenino, sino de la cooperación efectiva y equivalentemente responsable de ambos sexos.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)