Natalia Ginzburg

Me case por alegria

Andrea Poulaincompartió una citahace 2 años
Había aprendido a pensar. Me había convertido en una persona diferente.
Melissa Dueñazcompartió una citael mes pasado
Todo el mundo la quiere a mi madre. Es una santa. Yo por mi madre soy capaz de tirarme por un barranco.
Melissa Dueñazcompartió una citael mes pasado
Si te ofende la verdad eso quiere decir que todavía no has llegado a la madurez, quiere decir que aún no has aprendido a aceptarte a ti misma.
Melissa Dueñazcompartió una citael mes pasado
Yo me fui desenamorando poco a poco de Manolo, pero es feísimo desenamorarse, todos los hombres te parecen estúpidos, no sabes dónde se han metido los que se pueden amar.
Yar Cruzcompartió una citahace 2 meses
merece la pena preocuparse tanto por los hijos, los hijos siguen su propio camino».
Yar Cruzcompartió una citahace 2 meses
Jamás me habría casado con una mujer que me tuviera hechizado. Quiero vivir con una mujer que dé alegría.
Yar Cruzcompartió una citahace 2 meses
Soy incapaz de reflexionar, pero eso no significa que no piense que antes de hacer cualquier cosa es mejor reflexionar
Yar Cruzcompartió una citahace 2 meses
Puede que no sean verdaderas desgracias, pero ella las sufre como si lo fuesen.
Yar Cruzcompartió una citahace 2 meses
¿Te ofende la verdad? La verdad no debería ofender nunca. Si te ofende la verdad eso quiere decir que todavía no has llegado a la madurez, quiere decir que aún no has aprendido a aceptarte a ti misma.
Yar Cruzcompartió una citahace 2 meses
pero es feísimo desenamorarse, todos los hombres te parecen estúpidos, no sabes dónde se han metido los que se pueden amar.
Yar Cruzcompartió una citahace 2 meses
Pero cuando me desperté por la mañana me puse a llorar y le dije: «No, Topazia, no… No sé si quiero tener el niño. ¡No tengo casa, no tengo trabajo, no tengo dinero, no tengo nada!». Y ella me dijo: «Muy bien», y me llevó a un médico húngaro amigo suyo que me ayudó a abortar.
Yar Cruzcompartió una citahace 2 meses
Había aprendido a hacer todas las cosas a fuerza de estar solo.
Adalberto Cortezcompartió una citahace 7 meses
Una reflexión lúcida e ininterrumpida de un minuto puede ser suficiente
veronicajohana2304compartió una citahace 8 meses
GIULIANA A todo. Lo único que quería era salir de aquella situación. Era una cuestión de vida o muerte.

PIETRO Entiendo.

GIULIANA Por eso me casé contigo. También por dinero. ¿Lo entiendes?
Ivana Melgozacompartió una citahace 8 meses
¡En el fondo nos conocemos tan poco! Nos hemos casado a toda prisa…, como los ladrones.
Sara Aquinocompartió una citahace 9 meses
GIULIANA No importa, ni siquiera conseguimos construir un discurso coherente. Nos conocemos tan poco, en realidad… Deberíamos intentar entender cómo somos, si no ¿qué es el matrimonio? ¡Nos hemos casado enseguida! ¿Qué prisa teníamos?
Sara Aquinocompartió una citahace 9 meses
GIULIANA ¡Qué extrañas estas madres que se quedan agazapadas allí en el fondo de nuestra vida, en las raíces de nuestra vida, en medio de la oscuridad, tan importantes, tan determinantes para nosotros! Uno se olvida mientras vive, o se le pasa, o cree que se le pasa, pero nunca se le llega a pasar del todo. ¡Tu madre es una tarambana y al mismo tiempo tan determinante! No parece que pueda marcar a nadie y sin embargo te ha marcado a ti…
Sara Aquinocompartió una citahace 9 meses
llevó porque tenía un fuerte complejo de inferioridad. Me identificaba con mi sombra.
Sara Aquinocompartió una citahace 9 meses
Por lo civil. Ya sé que es ateo, y me parece bien, ¡pero eso no significa que no se pueda casar por la Iglesia! Por la Iglesia se casa todo el mundo, hasta los ateos. Lamberto fue a verme pocos días antes de morir. Me vio llorando y me consoló. Me dijo: «¿Realmente pensabas que los hijos te iban a dar consuelo? Pues no, estabas equivocada».
Sara Aquinocompartió una citahace 9 meses
GIULIANA Si te hago reír, eso significa que no te he cautivado. Quiere decir que ni siquiera tú te sientes cautivado por mí. Ni yo tampoco por ti. Yo cuando amaba a Manolo no me reía, no me reía nunca. Ni me reía, ni hablaba, no decía una palabra. Estaba inmóvil como una estatua. Estaba como alucinada. Hechizada. ¿Sabes lo que quiero decir?
PIETRO Sí.
GIULIANA ¿Tú también has estado hechizado alguna vez?
PIETRO Alguna vez, y no me gustaba. Jamás me habría casado con una mujer que me tuviera hechizado. Quiero vivir con una mujer que dé alegría.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)