Libros
Fulton Sheen

Dios y el hombre

Este libro es el primero de dos volúmenes que recogen las intervenciones televisivas del autor en su programa La vida vale la pena, que obtuvo en 1952 treinta millones de espectadores y un premio Emmy al personaje más influyente de la televisión americana. Este libro es, por tanto, el libro más atractivo del autor, y en él trata sobre el amor, la conciencia, el miedo y el pecado, el bien y el mal, entre anécdotas, poesías y reflexiones sobre el destino del mundo y la paternal intervención divina.

No faltan varios capítulos sobre Jesucristo, su Iglesia y la gracia, capaz de elevarnos sobre el pecado y hacer que nuestra vida merezca la pena ser vivida.
217 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2020
Año de publicación
2020
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

  • juan diego esquivias padillacompartió una citahace 3 meses
    Lucas recoge que el Señor ordenó a sus enviados predicar y curar, y es también el que conserva esta frase del Señor: «Médico, cúrate a ti mismo» (Lc 4, 23). Y lo más importante: Lucas narra el nacimiento de una Virgen (2, 1-20)
  • juan diego esquivias padillacompartió una citahace 3 meses
    Marcos escribió para lectores paganos y, en particular, romanos. La escasez de citas del Antiguo Testamento da cuenta del destino pagano de su evangelio. Por otra parte, en él aparecen una serie de palabras latinas que no encontramos en los demás evangelios porque Marcos se está dirigiendo a la mentalidad romana. Omite algunas parábolas significativas para un judío, como los obreros de la viña (Mt 20, 1-16), la parábola de los dos hijos (Mt 21, 28-32) y las bodas del hijo del rey (Mt 22, 1-14). El Antiguo Testamento y las profecías, que tan importantes eran para un judío, para un romano significaban poca cosa
  • juan diego esquivias padillacompartió una citahace 3 meses
    Nadie ama más a Israel que Mateo. Ama el Antiguo Testamento porque ha descubierto que se ha cumplido. Su vocación de recaudador de impuestos queda reflejada en sus textos. Mateo se refiere al dinero con tres palabras que no aparecen en ningún otro sitio: «tributo» (Mt 17, 24), «estáter» (17, 27) y «talento» (25, 15). También emplea términos como «oro» (23, 16) y «plata» (26, 15) ausentes en los demás evangelios. Mateo es el único que recoge las dos parábolas de los talentos. Es el único evangelista familiarizado con tanto dinero. El valor del talento era de trescientas veces más que un dólar de los nuestros y ochocientas veces más que un penique, como recoge Marcos. Donde en otros pasajes solo se hace mención de una «deuda», en Mateo, recaudador de impuestos, se emplea también la palabra «cambistas» (21, 12), que es lógico que recogiera un publicano como él

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)