Ligeia, Edgar Allan Poe
Gratis
Edgar Allan Poe

Ligeia

Eunice Banderas
Eunice Banderascompartió una citael mes pasado
No me moví, pero contemplé la aparición. Reinaba un loco desorden en mis pensamientos, un tumulto incontenible.
Eunice Banderas
Eunice Banderascompartió una citahace 2 meses
Murió; y yo, deshecho, pulverizado por el dolor, no pude soportar más la solitaria desolación de mi morada, y la sombría y ruinosa ciudad a orillas del Rin. No me faltaba lo que el mundo llama fortuna
Eunice Banderas
Eunice Banderascompartió una citahace 2 meses
El hombre no se doblega a los ángeles, ni cede por entero a la muerte, como no sea por la flaqueza de su débil voluntad".
Eunice Banderas
Eunice Banderascompartió una citahace 2 meses
jamás será olvidado!
Con su Fantasma siempre perseguido
por una multitud que no lo alcanza,
en un círculo siempre de retorno
al lugar primitivo,
y mucho de Locura, y más Pecado,
y más Horror -el alma de la intriga
Eunice Banderas
Eunice Banderascompartió una citahace 2 meses
De su amor no podía dudar, y me era fácil comprender que, en un pecho como el suyo, el amor no reinaba como una pasión ordinaria. Pero sólo en la muerte medí toda la fuerza de su afecto.
Eunice Banderas
Eunice Banderascompartió una citahace 2 meses
voluntad que penetra las cosas todas por obra de su intensidad. El hombre no se doblega a los ángeles, ni cede por entero a la muerte, como no sea por la flaqueza de su débil voluntad".
Eunice Banderas
Eunice Banderascompartió una citahace 2 meses
hay belleza exquisita -dice Bacon, Verulam, refiriéndose con justeza a todas las formas y géneros de la hermosura- sin algo de extraño en las proporciones."
Daniela Velasquez
Daniela Velasquezcompartió una citahace 3 meses
De su amor no podía dudar, y me era fácil comprender que, en un pecho como el suyo, el amor no reinaba como una pasión ordinaria.
Daniela Velasquez
Daniela Velasquezcompartió una citahace 3 meses
Sin Ligeia era yo un niño a tientas en la oscuridad. Sólo su presencia, sus lecturas, podían arrojar vívida luz sobre los muchos misterios del trascendentalismo en los cuales vivíamos inmersos.
Manuel Ortiz
Manuel Ortizcompartió una citahace 4 meses
¡Aquellas grandes, aquellas brillantes, aquellas divinas pupilas! Llegaron a ser para mí las estrellas gemelas de Leda, y yo era para ellas el más fervoroso de los astrólogos.
Manuel Ortiz
Manuel Ortizcompartió una citahace 4 meses
gritaba su nombre en el silencio de la noche, o durante el día, en los sombreados retiros de los valles, como si con esa salvaje vehemencia, con la solemne pasión, con el fuego devorador de mi deseo por la desaparecida, pudiera restituirla a la senda que había abandonado -ah, ¿era posible que fuese para siempre?- en la tierra.
Emilia Gallegos Villablanca
Emilia Gallegos Villablancacompartió una citahace 4 meses
El hombre no se doblega a los ángeles, ni cede por entero a la muerte, como no sea por la flaqueza de su débil voluntad".
Daniela Velasquez
Daniela Velasquezcompartió una citahace 5 meses
Hay un punto muy caro en el cual, sin embargo, mi memoria no falla. Es la persona de Ligeia. Era de alta estatura, un poco delgada y, en sus últimos tiempos, casi descarnada. Sería vano intentar la descripción de su majestad, la tranquila soltura de su porte o la inconcebible ligereza y elasticidad de su paso. Entraba y salía como una sombra. Nunca advertía yo su aparición en mi cerrado gabinete de trabajo de no ser por la amada música de su voz dulce, profunda, cuando posaba su mano marmórea sobre mi hombro. Ninguna mujer igualó la belleza de su rostro. Era el esplendor de un sueño de opio, una visión aérea y arrebatadora, más extrañamente divina que las fantasías que revoloteaban en las almas adormecidas
Ricardo Salas
Ricardo Salascompartió una citahace 8 meses
"El hombre no se doblega a los ángeles, ni cede por entero a la muerte, como no sea por la flaqueza de su débil voluntad".
Isaías Pepperwood
Isaías Pepperwoodcompartió una citahace 10 meses
"El hombre no se doblega a los ángeles, ni cede por entero a la muerte, como no sea por la flaqueza de su débil voluntad".
Isaías Pepperwood
Isaías Pepperwoodcompartió una citahace 10 meses
¡Aquellos ojos! ¡Aquellas grandes, aquellas brillantes, aquellas divinas pupilas! Llegaron a ser para mí las estrellas gemelas de Leda, y yo era para ellas el más fervoroso de los astrólogos.
Daniel Gómez Martínez
Daniel Gómez Martínezcompartió una citael año pasado
"El hombre no se doblega a los ángeles, ni cede por entero a la muerte, como no sea por la flaqueza de su débil voluntad".
Alma Simón
Alma Simóncompartió una citael año pasado
El hombre no se doblega a los ángeles, ni cede por entero a la muerte, como no sea por la flaqueza de su débil voluntad.
edith
edithcompartió una citael año pasado
No me faltaba lo que el mundo llama fortuna.
edith
edithcompartió una citael año pasado
El hombre no se doblega a los ángeles, ni cede por entero a la muerte, como no sea por la flaqueza de su débil voluntad
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)