El Almuerzo Desnudo, William Burroughs
William Burroughs

El Almuerzo Desnudo

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
magahru
magahrucompartió una citahace 2 meses
El traficante siempre lo recupera todo. El adicto necesita más y más droga para conservar una forma humana..., para espantar al Mono.
Brashan
Brashancompartió una citahace 2 años
Ciudad de México, donde Lupita reparte sus papelinas de mierda adulterada, sentada como la diosa azteca de la Tierra.
Angel Aldana
Angel Aldanacompartió una citael mes pasado
El rostro del «mal» es siempre el rostro de la necesidad total. El drogadicto es un hombre con una necesidad absoluta de droga. A partir de cierta frecuencia, la necesidad no conoce límite ni control alguno. Con palabras de necesidad total: «¿Estás dispuesto?»Sí, lo estás. Estás dispuesto a mentir, engañar, denunciar a tus amigos, robar, hacer lo que seapara satisfacer esa necesidad total.
Angel Aldana
Angel Aldanacompartió una citael mes pasado
comerciante de droga no vende su producto al consumidor, vende el consumidor a su producto. No mejora ni simplifica su mercancía. Degrada y simplifica al cliente. Paga a sus empleados en droga.
Jessica Durán
Jessica Duráncompartió una citael mes pasado
Si Dios hizo algo mejor se lo guardó para él
Jessica Durán
Jessica Duráncompartió una citahace 2 meses
Como ven, el control no puede ser nunca un medio ni llegar a un fin práctico... No puede ser nunca sino un medio de llegar a un control superior como la droga.
Jessica Durán
Jessica Duráncompartió una citahace 2 meses
que después de estar con el Sabio no me siento como un ser humano. Convierte los orgones de la vida en mierda muerta.
Emma Vega
Emma Vegacompartió una citahace 2 meses
Siento que la pasma se me echa encima, los siento tomar sus posiciones ahí fuera, organizar a sus soplones del demonio, canturreando en torno a la cuchara y el cuentagotas que tiré en la estación de Washington Square, al saltar el torniquete, un par de tramos escaleras de hierro abajo, cazo un directo ascendente... Un marica joven, guapo, de pelo muy corto, bien vestido y con pinta de ejecutivo sujeta la puerta para que pase. Está claro que personifico su idea de un personaje. Ya sabes, un tipo que anda con camareros y taxistas, que habla de ganchos de derecha y de béisbol y llama al barman de Nedick’s por su nombre. Un tonto del culo. Y justo en ese momento aparece en el andén un estupa con trinchera blanca (imagínate, seguir a alguien que lleva una trinchera blanca; supongo que para hacerse pasar por maricón). Ya lo estoy oyendo, con mis herramientas
magahru
magahrucompartió una citahace 2 meses
Puesto que El almuerzo desnudo trata de este problema, es brutal, obsceno y repugnante por necesidad. La Enfermedad suele tener detalles repulsivos no aptos para estómagos sensibles.
Johan A. Rosales.
Johan A. Rosales.compartió una citahace 2 meses
–La Muerte era el Héroe de su Cultura –dijo mi mujer levantando la vista de los códices mayas...–. Obtuvieron el fuego y la palabra y la semilla de maíz de la Muerte... La muerte se convierte en semillas de maíz.
Johan A. Rosales.
Johan A. Rosales.compartió una citahace 2 meses
El adicto vive el tiempodroga. Su cuerpo es el reloj y la droga corre a través de él como en un reloj de arena. El tiempo tiene sentido para él sólo en relación con su necesidad. Entonces, irrumpe bruscamente en el tiempo de los otros y, como todos los desplazados, los viajantes, debe esperar, a no ser que se enrede en el tiempo de no-droga.
Johan A. Rosales.
Johan A. Rosales.compartió una citahace 3 meses
Los indios (camisa de fuerza para Herr Boas –chiste del oficio– nada exaspera tanto a un antropólogo como el Hombre Primitivo) consideran que ninguna muerte es accidental y, por tanto, como no son conscientes de sus propias tendencias autodestructivas, a las que aluden despectivamente como «nuestros parientes desnudos», o quizá intuyen que esas tendencias están básicamente sometidas a la manipulación de voluntades ajenas y hostiles, que toda muerte es asesinato
Fermin Sánchez
Fermin Sánchezcompartió una citahace 3 meses
La Enfermedad es la adicción a la droga y yo fui adicto durante quince años. Cuando digo adicto quiero decir adicto a la droga (término genérico para el opio y/o sus derivados, incluyendo todos los sintéticos, del Demerol al Palfium). He consumido droga bajo muchas formas: morfina, heroína, Dilaudid, Eucodal, Pantopon, Diocodid, Diosane, opio, Demerol, Dolofina, Palfium. La he fumado, comido, aspirado, inyectado en vena-piel-músculo, introducido en supositorios rectales. La aguja no es importante. Tanto da que la aspires, la fumes, la comas o te la metas por el culo, el resultado es el mismo: adicción. Cuando hablo de adicción a la droga no me refiero al kif, la marihuana o cualquier preparado de hachís, mescalina, Bannisteria caapi,LSD6, hongos sagrados, ni a ninguna droga del grupo de los alucinógenos...
Añita Piña
Añita Piñacompartió una citahace 6 meses
Adoptar una actitud puritana no conduce a nada, salvo que se pretenda mantener el virus en funcionamiento. Y la droga es una gran industria.
Añita Piña
Añita Piñacompartió una citahace 6 meses
La droga es el producto ideal..., la mercancía definitiva. No hace falta literatura para vender. El cliente se arrastrará por una alcantarilla para suplicar que le vendan... El comerciante de droga no vende su producto al consumidor, vende el consumidor a su producto. No mejora ni simplifica su mercancía. Degrada y simplifica al cliente. Paga a sus empleados en droga.
Añita Piña
Añita Piñacompartió una citahace 6 meses
ECLARACIÓN: TESTIMONIO SOBRE UNA ENFERMEDAD

Desperté de la Enfermedad a los cuarenta y cinco años, sereno, cuerdo y en bastante buen estado de salud, a no ser por un hígado algo resentido y ese aspecto de llevar la carne de prestado que tienen todos los que sobreviven a la Enfermedad...
Pedro Arvizu Duenez
Pedro Arvizu Duenezcompartió una citael año pasado
«los hongos sagrados de México permiten al hombre ver a Dios»
Elena Acosta
Elena Acostacompartió una citael año pasado
¿Se han metido coca en la vena alguna vez? Pega directamente en el cerebro, activando conexiones de placer puro. El placer de la morfina es en las vísceras: después de un pinchazo se escucha el propio cuerpo. Pero la blanca es electricidad en el cerebro y el hambre de coca es puramente cerebral, una necesidad sin cuerpo ni sensaciones.
Elena Acosta
Elena Acostacompartió una citael año pasado
apomorfina es un compuesto que se forma al hervir morfina y ácido clorhídrico.
Elena Acosta
Elena Acostacompartió una citael año pasado
El adicto de la calle que necesita la droga para vivir es el único factor insustituible en la ecuación de la droga.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)