Pablo Neruda

100 Sonetos de Amor

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Jordan H. Godinezcompartió una citahace 5 años
    El amor supo entonces que se llamaba amor.
    Y cuando levanté mis ojos a tu nombre
    tu corazón de pronto dispuso mi camino.
    Vivi Hurtadocompartió una citahace 3 años
    Soneto XXVII
    Desnuda eres tan simple como una de tus manos,

    lisa, terrestre, mínima, redonda, transparente,

    tienes líneas de luna, caminos de manzana,

    desnuda eres delgada como el trigo desnudo.

    Desnuda eres azul como la noche en Cuba,

    tienes enredaderas y estrellas en el pelo,

    desnuda eres enorme y amarilla

    como el verano en una iglesia de oro.

    Desnuda eres pequeña como una de tus uñas,

    curva, sutil, rosada hasta que nace el día

    y te metes en el subterráneo del mundo

    como en un largo túnel de trajes y trabajos:

    tu claridad se apaga, se viste, se deshoja

    y otra vez vuelve a ser una mano desnuda
    b3984050480compartió una citahace 4 años
    Te amé sin que yo lo supiera, y busqué tu memoria.
    En las casas vacías entré con linterna a robar tu retrato.
    Pero yo ya sabía cómo era. De pronto
    mientras ibas conmigo te toqué y se detuvo mi vida:
    frente a mis ojos estabas, reinándome, y reinas.
    b3984050480compartió una citahace 4 años
    Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde,
    te amo directamente sin problemas ni orgullo:
    así te amo porque no sé amar de otra manera,
    sino así de este modo en que no soy ni eres,
    tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía,
    tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.
    Aldair Apodacacompartió una citahace 5 años
    Me moriré besando tu loca boca fría,
    abrazando el racimo perdido de tu cuerpo,
    y buscando la luz de tus ojos cerrados.
    Aldair Apodacacompartió una citahace 5 años
    La edad nos cubre como la llovizna,
    interminable y árido es el tiempo,
    una pluma de sal toca tu rostro,
    una gotera carcomió mi traje:
    el tiempo no distingue entre mis manos
    Aldair Apodacacompartió una citahace 5 años
    Quiero que lo que amo siga vivo
    y a ti te amé y canté sobre todas las cosas,
    Aldair Apodacacompartió una citahace 5 años
    Quiero que vivas mientras yo, dormido, te espero,
    quiero que tus oídos sigan oyendo el viento,
    que huelas el aroma del mar que amamos juntos
    Fabiana Gaviláncompartió una citahace 5 años
    amar es un combate de relámpagos
    y dos cuerpos por una sola miel derrotados.
    Beso a beso recorro tu pequeño infinito,
    tus márgenes, tus ríos, tus pueblos diminutos,
    y el fuego genital transformado en delicia
    corre por los delgados caminos de la sangre
    hasta precipitarse como un clavel nocturno,
    hasta ser y no ser sino un rayo en la sombra.
    alejandra vidalcompartió una citahace 6 años
    tú eres el pan de cada día para mi alma.
    alejandra vidalcompartió una citahace 6 años
    El amor supo entonces que se llamaba amor.
    Y cuando levanté mis ojos a tu nombre
    tu corazón de pronto dispuso mi camino.
    b3172239176compartió una citahace 6 años
    que cuando antes de amarte me olvidé de tus besos
    mi corazón quedó recordando tu boca
    y fui como un herido por las calles
    hasta que comprendí que había encontrado,
    amor, mi territorio de besos y volcanes.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    Amor mío, si muero y tú no mueres,

    no demos al dolor más territorio:

    amor mío, si mueres y no muero,

    no hay extensión como la que vivimos.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    Ya eres mía. Reposa con tu sueño en mi sueño.

    Amor, dolor, trabajos, deben dormir ahora.

    Gira la noche sobre sus invisibles ruedas

    y junto a mí eres pura como el ámbar dormido.

    Ninguna más, amor, dormirá con mis sueños.

    Irás, iremos juntos por las aguas del tiempo.

    Ninguna viajará por la sombra conmigo,

    sólo tú, siempreviva, siempre sol, siempre luna.

    Ya tus manos abrieron los puños delicados

    y dejaron caer suaves signos sin rumbo,

    tus ojos se cerraron como dos alas grises,

    mientras yo sigo el agua que llevas y me lleva:

    la noche, el mundo, el viento devanan su destino,

    y ya no soy sin ti sino sólo tu sueño.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    Sabrás que no te amo y que te amo

    puesto que de dos modos es la vida,

    la palabra es un ala del silencio,

    el fuego tiene una mitad de frío.

    Yo te amo para comenzar a amarte,

    para recomenzar el infinito

    y para no dejar de amarte nunca:

    por eso no te amo todavía.

    Te amo y no te amo como si tuviera

    en mis manos las llaves de la dicha

    y un incierto destino desdichado.

    Mi amor tiene dos vidas para armarte.

    Por eso te amo cuando no te amo

    y por eso te amo cuando te amo.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    Mi amor tiene dos vidas para armarte.

    Por eso te amo cuando no te amo

    y por eso te amo cuando te amo.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    Antes de amarte, amor, nada era mío:
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    Cuántas veces, amor, te amé sin verte y tal vez sin recuerdo,

    sin reconocer tu mirada, sin mirarte, centaura,

    en regiones contrarias, en un mediodía quemante:

    eras sólo el aroma de los cereales que amo.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    No te amo como si fueras rosa de sal, topacio

    o flecha de claveles que propagan el fuego:

    te amo como se aman ciertas cosas oscuras,

    secretamente, entre la sombra y el alma.

    Te amo como la planta que no florece y lleva

    dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores,

    y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo

    el apretado aroma que ascendió de la tierra.

    Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde,

    te amo directamente sin problemas ni orgullo:

    así te amo porque no sé amar de otra manera,

    sino así de este modo en que no soy ni eres,

    tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía,

    tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    te amo como se aman ciertas cosas oscuras,

    secretamente, entre la sombra y el alma.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)