Margaret Atwood

Los testamentos

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Patricia Torrescompartió una citahace 2 años
    Paciencia, les advierto en silencio: esto acaba de empezar.
    Alicia Ariascompartió una citael año pasado
    No recuerdo gran cosa de ese día en la escuela, porque ¿qué tuvo de memorable? Era un día normal. Normal, como cuando miras por la ventanilla de un coche. Las cosas pasan de largo, una tras otra, una tras otra, sin mucha trascendencia. No registras esas horas; son rutinarias, igual que cepillarte los dientes.

    Algunos de los amigos con los que quedaba a hacer los deberes me cantaron Cumpleaños feliz en la cantina, mientras almorzábamos.
    Alicia Ariascompartió una citael año pasado
    Al comienzo del periodo que voy a describir a continuación, debía de tener ocho o nueve años. Recuerdo los acontecimientos, pero no mi edad exacta. Es difícil recordar las fechas del calendario, y más si pensamos que no había calendarios. Continuaré de todos modos como mejor pueda.

    Entonces mi nombre era Agnes Jemima. Agnes significaba «cordero», me contó mi madre, Tabitha. Solía recitar un poema:

    Corderito, ¿quién te hizo?
    Claudia Htcompartió una citael año pasado
    Estúpida, estúpida, estúpida: me había creído todas aquellas pamplinas sobre la vida, la libertad, la democracia y los derechos del individuo de los que me había empapado en la facultad. Eran verdades eternas y siempre las defenderíamos. Me había aferrado a esa certeza como a un amuleto mágico
    Claudia Htcompartió una citael año pasado
    el corazón humano es tortuoso —dijo Tía Vidala
    Claudia Htcompartió una citael año pasado
    La besé en la frente.

    —Nunca te olvidaré —le dije—. Los otros te olvidarán, pero yo te prometo que no
    Claudia Htcompartió una citael año pasado
    No crees que el cielo esté derrumbándose hasta que te cae un pedazo encima
    Claudia Htcompartió una citael año pasado
    Empezaba a sentirme alicaída, que es uno de los efectos que a veces provocan los cumpleaños: esperas una transformación mágica, pero resulta que no sucede
    Claudia Htcompartió una citael año pasado
    Ahora sé lo que se siente al estar en un disturbio: sientes que te ahogas. Y eso que no me he ahogado nunca
    Claudia Htcompartió una citael año pasado
    los padres de repente se transforman y pasan de ser quienes lo saben todo a quienes no saben nada
    Claudia Htcompartió una citael año pasado
    ¿qué hago aquí, sino defender mi vida?
    Claudia Htcompartió una citael año pasado
    Y a veces tenemos que hacer algo que detestamos —dijo Vera—. Incluso tú
    Claudia Htcompartió una citael año pasado
    No siempre podemos hacer lo que queremos —dijo Zilla con suavidad—. Ni siquiera tú
    Claudia Htcompartió una citael año pasado
    Espero que tengáis presente, además, que todos sentimos nostalgia del cariño que hemos conocido en la niñez, por aberrantes que puedan parecerles a otros las condiciones que rodearon esa infancia
    Claudia Htcompartió una citael año pasado
    Sólo a los muertos les erigen estatuas, pero a mí se me ha concedido ese honor en vida. Ya estoy petrificada
    Sandra Reyescompartió una citael año pasado
    «Reino del terror», solía decirse, pero el terror no reina, exactamente. Más bien paraliza. De ahí esta calma antinatural.
    Sandra Reyescompartió una citael año pasado
    No crees que el cielo esté derrumbándose hasta que te cae un pedazo encima.
    Sandra Reyescompartió una citael año pasado
    a veces tenemos que hacer algo que detestamos —dijo Vera—. Incluso tú.
    Sandra Reyescompartió una citael año pasado
    Bordar no era mi fuerte. Siempre me regañaban porque me quedaban puntos sueltos o poco prolijos.
    —Detesto bordar. Quiero hacer pan.
    —No siempre podemos hacer lo que queremos —dijo Zilla con suavidad—. Ni siquiera tú.
    Marcia Ramoscompartió una citael año pasado
    llama de mi vida se apaga, más despacio de lo que desearían algunos de los que me rodean, pero quizá más rápido de lo que creen.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)