Citas de “Los testamentos” de Margaret Atwood

Patricia Torres
Patricia Torrescompartió una citahace 6 meses
Paciencia, les advierto en silencio: esto acaba de empezar.
Claudia Ht
Claudia Htcompartió una citahace 2 meses
Estúpida, estúpida, estúpida: me había creído todas aquellas pamplinas sobre la vida, la libertad, la democracia y los derechos del individuo de los que me había empapado en la facultad. Eran verdades eternas y siempre las defenderíamos. Me había aferrado a esa certeza como a un amuleto mágico
Claudia Ht
Claudia Htcompartió una citahace 2 meses
el corazón humano es tortuoso —dijo Tía Vidala
Claudia Ht
Claudia Htcompartió una citahace 2 meses
La besé en la frente.

—Nunca te olvidaré —le dije—. Los otros te olvidarán, pero yo te prometo que no
Claudia Ht
Claudia Htcompartió una citahace 2 meses
No crees que el cielo esté derrumbándose hasta que te cae un pedazo encima
Claudia Ht
Claudia Htcompartió una citahace 2 meses
Empezaba a sentirme alicaída, que es uno de los efectos que a veces provocan los cumpleaños: esperas una transformación mágica, pero resulta que no sucede
Claudia Ht
Claudia Htcompartió una citahace 2 meses
Ahora sé lo que se siente al estar en un disturbio: sientes que te ahogas. Y eso que no me he ahogado nunca
Claudia Ht
Claudia Htcompartió una citahace 2 meses
los padres de repente se transforman y pasan de ser quienes lo saben todo a quienes no saben nada
Claudia Ht
Claudia Htcompartió una citahace 2 meses
¿qué hago aquí, sino defender mi vida?
Claudia Ht
Claudia Htcompartió una citahace 2 meses
Y a veces tenemos que hacer algo que detestamos —dijo Vera—. Incluso tú
Claudia Ht
Claudia Htcompartió una citahace 2 meses
No siempre podemos hacer lo que queremos —dijo Zilla con suavidad—. Ni siquiera tú
Claudia Ht
Claudia Htcompartió una citahace 2 meses
Espero que tengáis presente, además, que todos sentimos nostalgia del cariño que hemos conocido en la niñez, por aberrantes que puedan parecerles a otros las condiciones que rodearon esa infancia
Claudia Ht
Claudia Htcompartió una citahace 2 meses
Sólo a los muertos les erigen estatuas, pero a mí se me ha concedido ese honor en vida. Ya estoy petrificada
Sandra Reyes
Sandra Reyescompartió una citahace 4 meses
«Reino del terror», solía decirse, pero el terror no reina, exactamente. Más bien paraliza. De ahí esta calma antinatural.
Sandra Reyes
Sandra Reyescompartió una citahace 4 meses
No crees que el cielo esté derrumbándose hasta que te cae un pedazo encima.
Sandra Reyes
Sandra Reyescompartió una citahace 4 meses
a veces tenemos que hacer algo que detestamos —dijo Vera—. Incluso tú.
Sandra Reyes
Sandra Reyescompartió una citahace 4 meses
Bordar no era mi fuerte. Siempre me regañaban porque me quedaban puntos sueltos o poco prolijos.
—Detesto bordar. Quiero hacer pan.
—No siempre podemos hacer lo que queremos —dijo Zilla con suavidad—. Ni siquiera tú.
Marcia Ramos
Marcia Ramoscompartió una citahace 4 meses
llama de mi vida se apaga, más despacio de lo que desearían algunos de los que me rodean, pero quizá más rápido de lo que creen.
Ana Loredo
Ana Loredocompartió una citahace 5 meses
sólo si eras un fanático podías creerte virtuoso y devoto, y a la vez asesinar a tus semejantes.
Macy Espinosa
Macy Espinosacompartió una citahace 5 meses
desmoronarse desde dentro, cuando fracasan en el cumplimiento de las promesas que los llevaron al poder;
o pueden atacarse desde fuera; o ambas cosas.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)