Meruane Lina

Sangre en el ojo

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Ani Hernándezcompartió una citahace 6 meses
Los ojos nunca renuncian, decía yo, siempre buscan otros ojos, decía, comprendiendo que era ese el impulso, pero Ignacio se resistía a aceptar explicaciones.
Alejandra Arévalocompartió una citahace 6 meses
Me asusta pensar ahora la parquedad de mi padre como un posible corte de circuito.
Alejandra Arévalocompartió una citahace 6 meses
Tragando aire, tragándome a mí misma con toda mi frustración, mi rencor, mi odio ciego a esa vida de la que quería divorciarme, aguantándome para no intoxicarlo con mi ira
Alejandra Arévalocompartió una citahace 6 meses
¿Estás nerviosa? Pero nerviosa no es la palabra, no es ni nerviosa ni ansiosa ni angustiada ni tampoco es la palabra agobiada; me siento como una embarazada en espera de su desgracia.
Sandra “Azudesayuno” Chávezcompartió una citahace 6 meses
Ya no estoy yo. Lucina se esfumó, su ser está suspendido en algún lugar del pabellón. Lo que queda ahora de ella es pura biología: un corazón que late y late, un pulmón que se infla, un cerebro narcotizado incapaz de soñar mientras el pelo continúa creciendo, lentamente, bajo la gorra.
Natalie Lozano Calderóncompartió una citaayer
Se creía, dijo Lekz, que la memoria residía en ellos, que los ojos eran una prolongación del cerebro, el cerebro asomándose por la cara para pellizcar la realidad. Alguna gente pensaba que los ojos eran depósitos de memoria, dijo, y otra gente todavía creía que ahí se escondía el alma.
Natalie Lozano Calderóncompartió una citaayer
yo no soy más que un animal deseando dejar de serlo.
Natalie Lozano Calderóncompartió una citaayer
La sangre, sus posibilidades, nunca habían llegado a desaparecer. Eran parte de mis ojos.
Natalie Lozano Calderóncompartió una citaayer
¿Tú no crees que yo haría lo mismo por ti?
Natalie Lozano Calderóncompartió una citaayer
Me pregunto cuánto tiempo he estado ausente de mi vida y de la vida de los otros.
Natalie Lozano Calderóncompartió una citaayer
¿Me quieres todavía, ahora que soy tu momia? Si me quieres suficiente, méteme mano por debajo de los parches y asegúrate que todavía tenga ojos.
Natalie Lozano Calderóncompartió una citahace 3 días
No había nada que decir sobre el futuro.
Natalie Lozano Calderóncompartió una citahace 3 días
Ya no estoy yo. Lucina se esfumó, su ser está suspendido en algún lugar del pabellón. Lo que queda ahora de ella es pura biología: un corazón que late y late, un pulmón que se infla, un cerebro narcotizado incapaz de soñar mientras el pelo continúa creciendo, lentamente, bajo la gorra.
Natalie Lozano Calderóncompartió una citahace 3 días
Yo soy la heroína que se resiste a su tragedia, pensé, la heroína que busca desquiciar el destino con sus propias manos.
Natalie Lozano Calderóncompartió una citahace 3 días
La enfermedad iba a persistir por más que me abrieran y cerraran. Y aunque recobrara la vista era posible que las venas volvieran a estirarse, que la sangre volviera a repetirse.
Natalie Lozano Calderóncompartió una citahace 6 días
Pero la palabra amanecer no evocó nada. Nada que semejara un amanecer. Los ojos se me iban vaciando de todas las cosas vistas.
Natalie Lozano Calderóncompartió una citahace 7 días
Es necesario no renunciar, insistió, y yo, no es renuncia sino intermitencia, imposibilidad temporal. ¿Te olvidaste también de ti misma?
Natalie Lozano Calderóncompartió una citahace 7 días
Porque a medida que el mundo se iba a negro también todo lo que le pertenecía quedó a oscuras
Natalie Lozano Calderóncompartió una citahace 7 días
Entenderás por qué no te he contado el abandono que mi hermano hizo de mí y el que mis padres hicieron de él y luego de cómo yo también los abandoné a todos ellos, a todos, en busca de alguien con verdadera vocación de sacrificio, alguien ahogado de amor o adoctrinado en la necesidad de amar, alguien con una pasión absurdamente heroica, algún suicida puro y absolutamente incondicional.
Natalie Lozano Calderóncompartió una citahace 9 días
He suspendido el futuro mientras exprimo, sedienta, el presente.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)