Cancionero y romancero de ausencias, Miguel Hernández
Miguel Hernández

Cancionero y romancero de ausencias

85 páginas impresas
  • 💡1
  • 🎯1
  • 👍1
No sabemos en qué momento dejó de escribir versos Miguel Hernández: los escribía cuando viajó a Rusia y a otros países europeos (en el otoño de 1937); los propagó en los frentes de batalla, como grito (Andaluces de Jaén…); entregó a versos el torbellino de sus pasiones, tristezas y entusiasmos; se refugió en ellos para ver cuanto más profundo más despacio y más limpio, y desde luego se acompañó de versos cuando inició su calvario de cárceles, prisiones y procesos, al término de la guerra civil. Muchos de los versos que luego pasarán al Cancionero y Romancero de Ausencias hubieron de escribirse cuando nació su primer hijo (en diciembre de 1937); desde luego son abundantes los que provocó su temprana muerte, a los diez meses (en octubre de 1938). Desde entonces a mayo de 1939, cuando se le vuelve a encarcelar en Orihuela, los sucesos históricos y los acontecimientos familiares se mezclan confusamente. En la cárcel de Orihuela le visita Josefina, su mujer; en medio del comercio de ropas, alimentos, cartas, etc. Miguel le entrega un cuadernillo, con la indicación de que lo guarde bien. Probablemente pensaba, sobre ese corpus breve, desordenado y frágil, rehacer su inspiración más tarde, algún día, para publicar un nuevo libro, que habría de llamarse —pues el título consta— Cancionero y romancero de ausencias. Pero no fue así; en las cárceles donde alarga la llama el odio / y el amor cierra las puertas no habrá más tiempo que el de la lucha para la liberación y, al cabo, la derrota definitiva, la muerte. Solo en algún momento posterior, al final de su periodo carcelario, parece haber redactado varios poemas nuevos; entre ellos, algunos verdaderamente significativos, como las llamadas “Nanas de la cebolla”.
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Buscar en Google
Opinión
Agregar a la estantería
  • 💡He aprendido mucho1
  • 🎯Justo en el blanco1
  • 👍Me gustó1
Inicia sesión o regístrate
Cinthyaa Annguiano
Cinthyaa Annguianocompartió su opiniónhace 2 meses
👍Me gustó
💡He aprendido mucho
🎯Justo en el blanco

Zaira Oliver
Zaira Olivercompartió una citael mes pasado
Llegó tan hondo el beso

que traspasó y emocionó los muertos.

El beso trajo un brío

que arrebató la boca de los vivos.

El hondo beso grande

sintió breves los labios al ahondarse.

El beso aquel que quiso

cavar los muertos y sembrar los vivos.
b1375120607
b1375120607compartió una citahace 2 meses
Si no hablara lo mucho que quiero me ahogaría
Tus ojos parecen
agua removida.
¿Qué son?
Poesía Iberoamericana, Bookmate
De poesía y otros demonios , Alejandra Arévalo
Alejandra Arévalo
De poesía y otros demonios
  • 26
  • 40
Desde la cárcel, Bookmate
Bookmate
Desde la cárcel
  • 9
  • 34
Literatura española, Nydia
🌫 P o e s í a 🌫, Nicté Toxqui
Nicté Toxqui
🌫 P o e s í a 🌫
  • 35
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)