Libros
Danielle Paige

Como en Oz, en ningún sitio

    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    Muchos dicen que no puedes volver a casa. Bueno, tengo la prueba de que eso no es cierto. Ahora bien, ¿dónde está ese lugar? No siempre está donde uno nace o se cría, sino allí donde echa raíces. Ahora me sentía como en casa. Nunca, pasara lo que pasara, volvería a cometer el error de marcharme. Había dejado mi pasado atrás. Como en Oz, en ningún sitio.
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    —¡Dorothy! —llamó con su voz, tan dulce y alegre como siempre—. Mi hermosa, poderosa y furiosa Dorothy. Sabía que podía contar contigo. Y no me equivocaba. ¡No me equivocaba en absoluto!
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    Me había quitado a Glinda, a mí tía, a mi tío y mi magia. Y, por último, había intentado quitarme mi reino.

    —Yo soy Dorothy —grité.

    Cerré los ojos y junté los talones tres veces, suplicando al reino de Oz que me entregara toda la oscuridad, el poder y los hechizos que poseía.

    Y lo hizo.
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    —No tienes ni idea de quién soy —chilló, aunque oí cien voces distintas—. Por mis venas corre la sangre de Lurline. Soy la hija de la Flor Ancestral. Soy la primera y la última de los seres intermedios. Soy Oz.
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    —¡Dorothy, no! ¡Por favor! ¡No dejes que te controle! ¡No sucumbas!

    —Demasiado tarde, princesita —respondí.

    Cuando aquellas palabras salieron de mi boca, sentí que todo Oz gritaba conmigo.

    —Por favor, cálmate. No tienes ni idea de lo que estás haciendo. Aún puedes salvarte. Piénsalo bien.
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    No. No era culpa mía. Sino suya. Ella los había matado.

    Temblaba, pero no de frío o de miedo, sino de rabia y de sed de venganza. Busqué a Ozma y la vi en el suelo, tratando de ponerse en pie.
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    Cuando la nube de polvo se esfumó, vi la granja. Seguía de una pieza. Lo único que vi de mi pobre tía Em fueron sus pies asomando por debajo de nuestro antiguo porche.
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    —Siempre te estaré agradecida, Dorothy —dijo Ozma, ignorando por completo mis chillidos—. Salvaste el reino de Oz. Lo creas o no, te considero una amiga.
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    Quítatelos, ¿quieres? Así no sentirás la tentación.

    Ozma dibujó un círculo en el aire con el dedo y luego señaló mis pies; o más bien dicho: mis preciosos y relucientes zapatos. De la punta del dedo saltó una chispa verde que después zigzagueó por el aire y chocó con el talón de uno de mis zapatos. Entonces se iluminaron como respuesta a aquel insulto, pero no se movieron ni un ápice.

    La princesa, al ver que su hechizo no había funcionado, arrugó la frente. Me puse de pie, me di media vuelta y me enfrenté a ella, rabiosa.

    —Son «míos» —aseguré—. Ella me los regaló, y no puedes hacer nada al respecto.
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    Aquel era el verdadero poder de los zapatos. Lo sentía. Cada vez que los usaba para echar un hechizo, me sentía más poderosa, más fuerte. Pero quería más.

    ¿Por qué iba a estar asustada? Era ella la que tenía que estarlo.
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    Y lo mejor de todo era que tenía magia. Era mía y ni la mismísima Ozma podía arrebatármela
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    Y justo entonces tuve una especie de premonición; sentí un cosquilleo en la nuca y pensé que Ozma me conocía muy bien. Me estaba regalando todo aquello porque sabía que lo quería. La princesa sabía que, si me tenía contenta, no desconfiaría de ella ni la cuestionaría.
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    ¿Quiénes eran los otros? ¿Quiénes habían visitado el reino de Oz antes que yo? ¿Y qué les había ocurrido? ¿Qué le había sucedido a Glinda? ¿Y qué me ocultaba la princesa?
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    —No —respondió en voz baja—. No puedo. La magia es peligrosa. Incluso para los que hemos nacido en Oz, es peligrosa. Para los forasteros puede llegar a ser incontrolable. La magia puede… hacerte cosas raras.

    —¿Cosas raras como qué? —pregunté, un tanto molesta. ¿Cómo sabía Ozma lo que podía o no controlar? ¿Qué sabía ella de los forasteros si yo era la única que había conocido en su vida?

    —Puede distorsionarte —dijo ella, y entonces, como si pudiera leerme la mente, añadió—: Dorothy, no eres la primera forastera que visita Oz. El Mago tampoco fue el primero. Ha habido varios a lo largo de los años.
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    Aquella era el agua que Lurline había encontrado. De ahí nacía toda la magia de Oz. Era el origen de la magia. Los zapatos ardían bajo mis pies.
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    Por primera vez, los zapatos me hicieron daño
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    Me da la sensación de que vamos a ser grandes amigas
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    Miré a mi alrededor y observé aquel palacio de ensueño, lleno de tesoros, de belleza y de lujo. Y de repente me di cuenta de algo: Ozma tenía razón, me lo debía todo. Admito que sentí un poco de celos; era ella la que vivía rodeada de ostentación, y todo gracias a mí. Una parte de mí se preguntaba qué habría sucedido si yo hubiera sido la princesa, si yo nunca me hubiera marchado.
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    Y Dorothy: ni una palabra de los zapatos
    charlottedarling0compartió una citahace 10 meses
    —¿Qué ocurre, Dorothy? —preguntó la tía Em al verme sonreír.

    —Nada —respondí—. Es que soy feliz.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)