Libros
Édgar Cortés

Responsabilidad civil y daños a la persona

    Juan Leóncompartió una citahace 10 meses
    una persona que sufra una lesión debe tener, en lo posible, la oportunidad de seguir desarrollando su vida en igualdad de condiciones que los demás, afirmación de la que se desprende un corolario lógico: todo aquél que sufra una lesión igual a la de otra persona deberá tener, también, una reparación igual.
    Juan Leóncompartió una citahace 10 meses
    la filosofía política contemporánea está de acuerdo en decir que, en cualquier caso, la igualdad se debe considerar “desde el punto de vista humano”{261},
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    Principios constitucionales y reglas civiles se pueden complementar, máxime cuando a la tutela que ofrece la responsabilidad civil se le pretenden asignar funciones de “suplencia”, de formas o de mecanismos de seguridad social, que sin duda se demuestran, y son, de difícil implementación{253}.
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    ningún otro daño como el que atenta contra el derecho a la salud logra hacer tan evidente la necesidad de una protección que, partiendo de los principios constitucionales, encuentre una expresión concreta, igual, digna y solidaria, por medio de las reglas que ofrece la responsabilidad civil.
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    elemento fuerte, además, lo ofrece el derecho comparado, que afirma que en los países de tradición occidental{244} los textos constitucionales sirven hoy de verdaderas brújulas{245} del sistema y, por ende, de punto de mira para trazar también las dimensiones del derecho privado{246};
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    Dos son, pues, los momentos relevantes de la presencia de la Constitución en el derecho civil, y en particular en el derecho de la responsabilidad: de un lado la modernización de las normas civiles con base en los principios constitucionales, y de otro la definición de los mecanismos de protección que se deban dar a los derechos fundamentales al poner en contacto estos derechos de raigambre constitucional con las reglas de la responsabilidad civil.
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    En estos casos la función reparadora parece perderse pues lo que se busca, en buena medida, es un verdadero control social, que riñe con el carácter bilateral de la responsabilidad, al confiar al particular, con el auxilio del juez, la protección de sus derechos inviolables, con lo que, de paso, se tratan de suplir las falencias que presentan los mecanismos de protección que ofrece el Estado{221},
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    con lo que se confirma, una vez más, como primordial la función resarcitoria que tiene la responsabilidad civil, a pesar de las diferentes funciones que puede absolver, y sin que baste ninguna de ellas para explicarla a cabalidad{218}.
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    El intento por extender la tutela resarcitoria encuentra apoyo en el concepto de solidaridad, o mejor en la función solidarista del Estado moderno, función que se convierte en la verdadera antagonista del esquema tradicional e individualista de la responsabilidad civil{200}
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    y de otra parte, la consolidación de la idea de solidaridad, propia del Estado social de derecho,
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    dos ideas que bien se complementan y entrelazan{175}: de una parte, la aparición del concepto de “riesgo social” o de “socialización de los riesgos”{176},
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    En fin, la función preventiva encuentra traducción práctica en una institución que hoy se considera de primer orden en el derecho civil, esto es, la acción inhibitoria, que si bien en estricto sentido no hace parte de la responsabilidad, pretende bloquear o impedir la realización del hecho ilícito capaz de producir el daño, o no permitir su continuación{173}; así la acción inhibitoria impone a un sujeto determinado un comportamiento para el futuro.
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    Sin embargo, responsabilidad no es un término que se pueda confundir con resarcimiento, pues las reglas de la responsabilidad civil pueden cumplir otras funciones diferentes a la de la compensación de los daños;
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    Como ya se dijo, la sociedad actual parece no tolerar que los perjuicios que se causen queden sin reparación{146}
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    además, se dice que lo que importa no es tanto el problema de determinar la naturaleza del daño a la salud (si de todas formas debe ser reparado), sino que la verdadera cuestión reside en el modo de medir tal daño, es decir, en encontrar un sistema de valoración susceptible de convertirse en un modelo estándar{108}.
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    no es lo mismo (para efectos de la reparación) considerar como daño la lesión a la integridad física (p. ej., la pérdida de un brazo) que considerar como daño las consecuencias que de esa lesión se derivan{92
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    Uno de los objetivos que la tradición considera como centrales en el derecho comparado es identificar los rasgos comunes entre ordenamientos diferentes, para sentar, si se quiere, las bases de un derecho unificado{20}
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    El jurista debe ser, ante todo, un atento observador de la realidad, de su entorno, de tal forma que pueda identificar los cambios sociales que comprometen su labor, explicarlos y definirlos, y entonces sí dar respuestas a los interrogantes que todo cambio trae consigo{1}
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    No se trata de dar paso a reformas políticas, ni a grandes cambios legislativos, pues un atractivo especial que ofrece la experiencia italiana es el de haber elaborado un sistema nuevo de responsabilidad por daños a la persona, con amplias repercusiones sociales, valiéndose sólo del trabajo científico de la doctrina y de la jurisprudencia
    Juan Leóncompartió una citael año pasado
    En este sentido se puede decir que el derecho a la salud es una de las grandes decisiones, o mejor, una de las grandes elecciones de la sociedad actual, que ve en el mantenimiento de un estado básico de bienestar físico y psíquico de sus miembros uno de los elementos cardinales de la trama social.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)