Danielle Paige

El fin de Oz

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
enterarse de que One Direction se habían separado.
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
—Tengo que volver a casa —dije—. Tengo que volver a mi verdadera casa, Nox. A mi madre.

—Lo sé —susurró él, y me besó—. No puedo oponerme. Debo dejarte marchar.
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
Y eso significaba que la persona que más había querido en el mundo entero ya no me reconocería; de hecho, no tendría ni idea de quién era. Pero ¿cómo era posible que yo sí le recordara?
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
—Ahora soy fuerte —siseó—. Soy una reina. ¿Quién querría cambiar eso? Los maté; sí, es verdad. Pero sus muertes me hicieron más fuerte. Me hicieron casi invencible. ¿Me equivoqué?
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
«No quería matarla.»

Eso era. Dorothy era la respuesta.
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
—¡Pero yo no quería! —protestó Dorothy, mi Dorothy. Su voz seguía siendo la voz de una niña inocente. Tenía los ojos llenos de lágrimas—. ¡No quería hacer daño a nadie! ¡No quería matarla!
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
Por extraño que parezca, ser mujer en un mundo de fantasía no es distinto que serlo en el mundo real.
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
Tommy era guapo y encantador, pero, cuando regresé de Oz, cambió su actitud. Me rehuía. «Señorita Dorothy, has cambiado mucho», me decía. Él prefería la otra versión de Dorothy, la que no tenía ni una pizca de magia ni valor. Tommy no era mi alma gemela, aunque tampoco lo era el prometido homicida que tenía al lado. Sin embargo, al menos el rey Nome me consideraba un miembro de la realeza.
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
Amy Gumm y su juguete sexual.
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
Soy consciente de que no todos los ciudadanos de Oz aprobaban mis métodos, pero yo solo quería que fueran felices. Jamás les habría esclavizado si me hubieran hecho caso y hubieran obedecido todas mis órdenes sin rechistar. Además, cuando se ponían tristes, les recordaba el Decreto de la Felicidad. Y cuando eso tampoco servía para animarlos, recurría a la permasonrisa. Nunca fallaba. La tía Em solía decir que la tristeza se cura con una sonrisa.
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
Y tú me enseñaste a amar, a elegir. Y te elijo a ti. Ahora y siempre.
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
Algo tuvo que ocurrir para que cambiara de ese modo. Algo transformó a la chica ingenua de Kansas en el monstruo que era ahora. No sabía qué había sido, pero era la clave para entenderlo todo.
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
—No aceptaré un no como respuesta —ronroneó. No sé cómo lo hizo, pero no sonó a amenaza. Qué tierno.
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
—Dorothy —dijo el rey Nome—, ¿reinarías a mi lado… para siempre? ¿Como mi reina?

«Para siempre.» Esas palabras me rechinaron. Está bien, no me gustaron nada. Absolutamente nada. Sobre todo viniendo de él. Para siempre era mucho tiempo.
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
Reina», en cambio, era una palabra que me encantaba.
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
Un buen vestido era la mejor armadura que una mujer podía ponerse.
charlottedarling0compartió una citahace 4 meses
Lo que quiero decir, señor…, por favor, perdóname. Pero entiende que acabo de perder mi trono y que mi palacio se me ha derrumbado literalmente encima… Sé que estoy de un humor de perros, perdóname. Y discúlpame también porque ahora mismo no recuerdo las condiciones exactas de nuestro, bueno, nuestro trato. Si no me falla la memoria, acordamos que, a cambio de mi ayuda, tú me apoyarías para recuperar el trono. Pero creo que no discutimos los detalles, porque, de lo contrario, lo recordaría.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)