Libros
Jairo Giovanni Rojas Yepes

Visión de profundidad

El término visión de profundidad sitúa al lector en un contexto que hace referencia a la percepción de diferentes representaciones visuales, denominadas inuigcnee, dentro de un campo espacial (campo visual), lo que da origen a lo que se denomina el mundo visual. Para que se pueda hablar de profundidad, el sistema visual debe considerar que existen diferencias espaciales, de ubicación o de posición entre el observador y el objeto observado, o entre los elementos del entorno. Esta percepción se puede dar en ausencia de movimiento (estática) y cuando el observador o un objeto cambian de posición en el espacio.  La visión de profundidad tiene un momento de aparición y un proceso de desarrollo mediado por la fisiología del sistema visual, el cual varía con el paso de los años y en presencia de alteraciones visuales y oculares que pueden llevar a trastornos de  la profundidad.  Clínicamente puede ser evaluada (cualitativa o cuantitativamente) mediante pruebas que varían según la edad del paciente o el objetivo de la valoración; por tanto, es importante saber seleccionar dentro del gran número de test disponibles el adecuado, lo cual se logra con base en revisiones temáticas o bibliográficas, o reportes de investigaciones clínicas. Para ello, al finalizar el libro, se describen algunos indicadores estadísticos a tener en cuenta en las lecturas para identificar elementos relevantes en la selección y aplicación de pruebas clínicas.
122 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2019
Año de publicación
2019
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

    b0239494676compartió una citahace 5 años
    Ljubica y Petrinović-Doreši (2007) compararon los umbrales de estereopsis, agudeza visual, estado refractivo, visión binocular y fijación en ambliopía asociada a estrabismo y anisometropía.
    b0239494676compartió una citahace 5 años
    estereopsis no es la única forma de obtener información de profundidad. Esto se soporta en que, al ocluir un ojo, aún pueden identificarse las posiciones relativas de los objetos en el espacio y su interacción espacial. Esto se debe a cualquiera de las claves monoculares o la intervención de varias de ellas al mismo tiempo.
    b0239494676compartió una citahace 5 años
    núcleo geniculado lateral, para la percepción de objetos.

En las estanterías

    b8622317693
    1
    • 27
    b0717916251
    Mios
    • 3
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)