Libros
Jack London

El talón de hierro

Chuy Maciascompartió una citael año pasado
Como en el fondo era un filósofo, ya no se encolerizaba más.
Chuy Maciascompartió una citael año pasado
—Os voy a indicar otra. En lugar de destruir esas máquinas maravillosas, asumamos su dirección. Aprovechémonos de su buen rendimiento y de su baratura. Desposeyamos a sus propietarios actuales y hayámoslas caminar nosotros mismos. Eso, señores, es el socialismo
Chuy Maciascompartió una citael año pasado
—De modo que el juego de los negocios consiste en ganar el dinero en detrimento de los demás y en impedir que los otros ganen a expensas suyas. Es así, ¿no es cierto?
Chuy Maciascompartió una citael año pasado
—Pero no es con zumbidos con lo que aplastaremos al oso. Al oso hay que darle caza. Al oso no se le contesta con palabras. Le contestaremos con plomo. Estamos en el poder, nadie puede negarlo. Por obra y gracia de ese poder, allí nos quedaremos.
Chuy Maciascompartió una citael año pasado
l oso dijo que nos aplastaría. Pues bien, señores, ¿y si nosotros aplastásemos al oso?
Chuy Maciascompartió una citael año pasado
Parecíame monstruoso, imposible, que toda nuestra sociedad estuviese fundada en la sangre
Chuy Maciascompartió una citael año pasado
El metafísico razona por deducción, tomando como punto de partida su propia subjetividad; el sabio razona por inducción, basándose en los hechos proporcionados por la experiencia. El me-tafísico procede de la teoría a los hechos; el sabio va de los hechos a la teoría. El metafísico explica el universo según él mismo; el sabio se explica a sí mismo según el universo
Chuy Maciascompartió una citael año pasado
—Os llamo metafísicos —replicó Ernesto— porque razonáis metafísicamente.
Vuestro método es opuesto al de la ciencia y vuestras conclusiones carecen de toda validez. Probáis todo y no probáis nada; no hay entre vosotros dos que puedan ponerse de acuerdo sobre un punto cualquiera.
Chuy Maciascompartió una citael año pasado
—¿Qué es lo que hay tan terriblemente erróneo y desprovisto de valor en nuestro método de razonamiento, joven? —preguntó el doctor Hammerfield, y su entonación traicionaba ya un timbre desapacible.
Vosotros sois metafísicos. Por la metafísica podéis probar cualquier cosa, y una vez hecho eso, cualquier otro metafísico puede probar, con satisfacción de su parte, que estabais en un error. Sois anarquistas en el dominio del pensamiento. Y tenéis la vesánica pasión de las construcciones cósmicas
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)