Libros
Jack London

La liga de los ancianos

En “La liga de los ancianos”, Imber, un anciano Whitefish, fue a Dawson a entregarse a las autoridades; deseaba ser juzgado por sus crímenes. Confesados los asesinatos que había cometido, le preguntaron la causa. El anciano explicó cómo los hombres blancos empobrecieron y debilitaron a su pueblo, llevándose a los perros primero y luego a los jóvenes, legándoles costumbres nocivas y enfermedades desconocidas. Ante tales desgracias, él y otros Whitefish juraron vengarse de los blancos, asesinándolos silenciosamente. Sin embargo, sentía que era demasiado viejo y que debía comparecer ante la ley.
25 páginas impresas
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

    Ana Maríacompartió una citahace 3 años
    habitantes de Yukón en mil millas a la redonda. Era costumbre de los ladrones de tierras y de aguas anglosajones hacer cumplir su ley a los pueblos conquistados, y frecuentemente esta ley era rigurosa. Pero en el caso de Imber, la ley parecía, por una vez en la vida, inadecuada y débil. En la naturaleza matemática de las cosas, la e
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)