Libros
Antonio Malpica

El nombre de Cuautla

    Sara Vargas Acevescompartió una citahace 6 meses
    Me encontraron dos hombres de Galeana que transitaban por esa zona y me llevaron de regreso a Cuautla. Dijeron que, cuando me hallaron, a pesar de estar inconsciente, no dejaba de apretar mi trompeta con ambas manos. Las cosas que pueden inquietar a un muchacho.
    Emilio Hernández Florescompartió una citahace 6 meses
    Además, estaba la gente de Cuautla. Sin ambages, hay que decir que todos los hombres, mujeres y niños de Cuautla me recibieron como si yo fuese un viejo amigo de la comunidad.
    Sara Vargas Acevescompartió una citahace 7 meses
    La patria es ese lugar en el que quieres siempre estar, donde quieres ver crecer a tus hijos; ese lugar que amas tanto que estarías dispuesto a dar la vida por él, por defenderlo, por no perderlo.
    karenv08compartió una citahace 5 meses
    me fijé en la reacción de su rostro, en el esmero que ponía por no mirar en esa dirección. Para mí era más que evidente. Así que lo ayudé a escupir la espina que tan atorada traía en la garganta.

    —¿Y tu novia?

    —Ya no es mi novia.
    karenv08compartió una citahace 5 meses
    —¡Hola, Mono! A mi casa. ¿Y tú?

    Se le veía cierta turbación en la mirada, alguna tristeza indómita.
    karenv08compartió una citahace 5 meses
    La única diferencia entre el Mono y yo era que él creía en algo más grande y más fuerte que él mismo. Más grande y más fuerte que su propia vida
    karenv08compartió una citahace 5 meses
    ¿Cómo la muerte de algunos podía causar tal alegría a tantos? Era difícil no sentirse pérfido o culpable ante ese hecho
    karenv08compartió una citahace 5 meses
    Sin embargo, el calor y la deshidratación estaban haciendo mella en todo el pueblo, y yo no fui la excepción. Cada vez hablaba menos, cada vez hacía menos, cada vez el mundo me importaba menos. En ocasiones me ajustaba a la rutina sólo para no volverme loco, pero no tenía ánimos de nada.
    Emilio Hernández Florescompartió una citahace 5 meses
    ‘El general Morelos solicita que, como un caso de conciencia, no se derrame ninguna sangre. Y les pide que se rindan, evitando así, una masacre innecesaria.’”
    Emilio Hernández Florescompartió una citahace 5 meses
    Sólo recuerdo haber llorado dos veces en mi vida.

    Ésa fue la segunda. Cuando el padre Morelos entró a la Ciudad de México atado y humillado como si fuera un bandido.
    Emilio Hernández Florescompartió una citahace 5 meses
    El cura Morelos no sólo era un anarquista y un bandolero, también tenía hijos ilegítimos y los andaba paseando por sus campañas como si fuese una broma.
    Emilio Hernández Florescompartió una citahace 5 meses
    No me cabía en la cabeza que la Nueva España, por las ocurrencias de una partida de párrocos inconformes, quisiera separarse de la monarquía español
    Sara Vargas Acevescompartió una citahace 5 meses
    El Mono formaba parte de algo que lo superaba, lo arrastraba y lo consumía, que llevaba en el corazón y lo hacía sentir orgulloso.
    Sara Vargas Acevescompartió una citahace 5 meses
    Había que escuchar al Mono contar la anécdota, el tono y la fuerza en su voz.
    Sara Vargas Acevescompartió una citahace 5 meses
    Nadie ofende a las familias ni nosotros somos las fieras que usted pinta. Vaya usted a depositar al Santísimo y a tranquilizar a esa pobre gente, que sólo usted ha podido espantar.”
    Sara Vargas Acevescompartió una citahace 5 meses
    Pero Cosío no sólo se negó, sino que hasta les dio trato de chusma y le advirtió al padre Talavera que “los soldados fieles al rey no quieren pláticas con rebeldes, y es ridículo hacer intimaciones con una chusma como la que está ahí, a una plaza que tiene fuerza regular y tres veces mayor
    eluquin9714compartió una citahace 5 meses
    La insurrección triunfó y ahora México es una nación más íntegra y más digna. Aunque esto no se logró en una sola acción de guerra, al final, se consiguió.
    Julieta Carolina Arteaga Legorretacompartió una citahace 5 meses
    El padre Morelos se dejaba ver por todos lados y siempre estaba de un contento que se antojaba inverosímil. En ocasiones, hasta él mismo se colgó de las campanas para hacerlas sonar. Así que la gente empezó a hacer su vida y a seguirle la corriente al párroco, que no había dejado su casa en todos esos días y no había que
    Sara Vargas Acevescompartió una citahace 5 meses
    cura Morelos no sólo era un anarquista y un bandolero, también tenía hijos ilegítimos y los andaba paseando por sus campañas como si fuese una broma.
    Julieta Carolina Arteaga Legorretacompartió una citahace 5 meses
    No sentí ningún deseo de presenciar el influjo mesiánico que, según yo, ejercía sobre la gente
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)