bookmate game
Bruce W. Cameron

La razón de estar contigo

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
  • Jackson Suárezcompartió una citahace 7 años
    Los humanos eran capaces de hacer muchas cosas increíbles, pero muchas veces se quedaban sentados haciendo palabras sin hacer nada más.
  • Blanca Hernándezcompartió una citahace 7 años
    Los perros tenemos trabajos importantes, como el de ladrar cuando suena el timbre, mientras que los gatos no tienen ningún tipo de función en una casa.
  • b4855491051compartió una citahace 7 años
    Cada vez que decidía acuclillarme y aliviarme, todos se volvían locos. Me cogían y corrían hacia la puerta, me dejaban rápidamente en la hierba y se me quedaban mirando hasta que yo me recuperaba del susto y podía continuar con mis asuntos, que siempre merecían tantos elogios que al final me pregunté si no sería esa mi principal función en la familia. Pero sus elogios no eran muy coherentes, porque había unos papeles que me habían dejado para que los rompiera y, si yo me aliviaba en ellos, también decían que yo era un buen perro, pero lo decían con alivio y no con alegría. Y, tal como he dicho, a veces estábamos todos juntos en la casa y se enfadaban conmigo por hacer exactamente lo mismo
  • Victoria Posternakcompartió una citael año pasado
    Había cosas más importantes que podían cambiarlo todo, cosas que los seres humanos controlaban.
  • b8180073072compartió una citael año pasado
    Hungry vino con nosotros, pero cuando llegamos al conducto se tumbó sobre el frío barro y se quedó dormido.
  • b0235928639compartió una citael año pasado
    —Nunca pensé que mi vida acabaría siendo así —me dijo una tarde con voz ronca. Le di un golpe con el hocico, intentando animarlo un poco—. Solo, sin nadie con quien compartir los días. He ganado mucho dinero. Así que, más o menos, me he jubilado. Pero eso tampoco me ofrece ningún placer.

    Corrí a buscar una pelota y se la dejé en el regazo, pero él apartó la cara, sin hacer caso. Su dolor era tan grande que me entraron ganas de llorar.

    —Oh, Chico, las cosas no siempre salen como uno las planea —dijo con un suspiro.
  • b0235928639compartió una citael año pasado
    ¿Cómo era posible que yo, Bailey, fuera una perra?
  • b0235928639compartió una citael año pasado
    empezaba a comprender que la vida era mucho más complicada de lo que me había parecido en el patio, y que las encargadas de ella eran las personas, no los perros.
  • b0235928639compartió una citael año pasado
    A veces están rotos por dentro. Y no hay nada que pueda ayudarlos.
  • Alexiacompartió una citael año pasado
    Las reglas cambiaban cuando los humanos intervenían en las cosas.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)