Leyendas, Gustavo Adolfo Becquer
Gratis
Gustavo Adolfo Becquer

Leyendas

escrilium
escriliumcompartió una citahace 3 años
No me preguntes por qué lloro, no me lo preguntes, pues ni yo sabré contestarte ni tú comprenderme.
escrilium
escriliumcompartió una citahace 3 años
¡Cómo brilla! Parece un círculo de estrellas arrancadas del cielo de una noche de verano.
Michelle Mac
Michelle Maccompartió una citael año pasado
Hay momentos en que el alma se desborda como un baso de mirra que ya no basta a contener el perfume; instantes en que flotan los objetos que hieren nuestros ojos, y con ellos flota la imaginación. El espíritu se desata de la materia y huye, huye a través del vacío a sumergirse en las ondas de luz, entre las que vacilan los lejanos horizontes.

La mente no se halla en la tierra ni en el cielo. Recorre un espacio sin limites ni fondo, océano de voluptuosidad indefinible, en el que empapa sus alas para remontarse a las regiones en donde habita el amor.

Las ideas vagan confusas, como esas concepciones sin forma ni color que se ciernen en el cerebro del poeta; como esas sombras, hijas del delirio, que nos llaman al pasar y huyen, nos brindan amor y se desvanecen entre nuestros brazos.
escrilium
escriliumcompartió una citahace 3 años
El infeliz estaba loco.
Hola
Holacompartió una citahace 3 años
Si lo fueses.:., te amaría… , te amaría como te amo ahora, como es mi destino amarte, hasta más allá de esta vida, si hay algo más de ella.
Sara Sanchez Garcia
Sara Sanchez Garciacompartió una citahace 4 años
Maese Pérez, el organista
Sara Sanchez Garcia
Sara Sanchez Garciacompartió una citahace 4 años
Los ojos verdes
Sara Sanchez Garcia
Sara Sanchez Garciacompartió una citahace 4 años
El monte de las ánimas
b8666456292
b8666456292compartió una citahace 3 meses
no era la Virgen que yo adoro y ante quien me humillo
b8666456292
b8666456292compartió una citahace 3 meses
El la amaba; la amaba con ese amor que no conoce freno ni límite; la amaba con ese amor en que se busca un goce y sólo se encuentran martirios
b8666456292
b8666456292compartió una citahace 3 meses
­mosura que inspira el vértigo,
b8666456292
b8666456292compartió una citahace 3 meses
hermosa con esa hermosura que inspira
Ирина Осипенко
Ирина Осипенкоcompartió una citahace 3 meses
Cuando estas palabras expiraron, ella tornó a inclinar la frente y él a reiterar sus preguntas.

La hermosa, rompiendo al fin su obstinado silencio dijo a su amante con voz sorda y entrecortada:

Tú lo quieres; es una locura que te hará reír; pero no importa; te lo diré, puesto que lo deseas. Ayer estuve en el templo.
Marlene
Marlenecompartió una citahace 3 meses
El viento frío de las tardes de otoño arremolinaba las hojas secas a mis pies.

Yo estaba sentado al borde de un camino, por donde siempre vuelven menos de los que van.
Marlene
Marlenecompartió una citahace 3 meses
Le hicieron la autopsia; no le encontraron lesión orgánica alguna. ¡Ah! Si pudiera hacerse la disección del alma, ¡cuántas muertes semejantes a ésta se explicarían!
Marlene
Marlenecompartió una citahace 3 meses
En verdad que la ingratitud del hombre es algunas veces inconcebible.
Marlene
Marlenecompartió una citahace 3 meses
Por fortuna nuestra, Brahma lo dijo, y sucederá, así. Nada hay más delicado ni más temible que las manos de los chiquillos: en ellas el juguete no puede durar mucho.
Marlene
Marlenecompartió una citahace 3 meses
Allí había diseminadas, sin orden ni concierto, vasijas y redomas colosales de todas hechuras y colores. Esqueletos de mundos, embriones de astros y fragmentos de lunas yacían confundidos con hombres a medio modelar, proyectos de animales monstruosos sin concluir, pergaminos oscuros, libros en folio e instrumentos extraños. Las paredes estaban llenas de figuras geométricas, signos cabalísticos y fórmulas mágicas, y en medio del aposento, en una gigantesca marmita colocada sobre una lumbre inextinguible, hervían, con un ruido sordo, mil y mil ingredientes sin nombre, de cuya sabia combinación habían de resultar las creaciones perfectas.
Marlene
Marlenecompartió una citahace 3 meses
Después encerró en redomas transparentes y de una materia nunca vista gérmenes de cosas inmateriales e intangibles, pasiones, deseos, facultades, virtudes, principios de dolor y de gozo de muerte y de vida, de bien y de mal.
Marlene
Marlenecompartió una citahace 3 meses
El mundo es un absurdo animado que rueda en el vacío para asombro de sus habitantes.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)