Margaret A. Boden

Inteligencia Artificial

Una de las grandes aventuras de nuestro tiempo es la búsqueda de la Inteligencia Artificial. De ella se habla con esperanza, con temor, con escepticismo o con desprecio según las voces. Margaret A. Boden, una de las autoridades mundiales en este campo, nos presenta aquí un completo y accesible «estado de la cuestión». ¿Qué ofrece hoy la IA? ¿Cuáles son sus retos más inmediatos? ¿Existen ya los seres artificiales capaces de sentir emociones? ¿Está cerca la Singularidad, es decir, el momento en que los robots sean más inteligentes que los seres humanos? ¿Siguen vigentes las leyes de la robótica de Asimov?

Una lectura crucial para los interesados en los grandes retos tecnológicos y éticos de nuestro siglo, y casi un mapa para abrirse camino entre los complicados conceptos de la Inteligencia Artificial. Por una parte, una breve historia de la computación, y por otra un sucinto tratado de filosofía práctica sobre qué es la mente humana y cómo trabaja.
232 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2017
Año de publicación
2017
Editorial
Turner
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Henri López Pinedacompartió su opiniónhace 2 meses
    👍Me gustó
    💡He aprendido mucho

Citas

    Angie Mcompartió una citahace 2 años
    Lady Ada Lovelace predijo la IA en la década de 1840.1 Más concretamente, predijo parte de ella. Al no haber atisbos de las redes neuronales ni de la IA evolutiva o dinámica, se centró en los símbolos y en la lógica. Tampoco sentía inclinación por el objeto psicológico de la IA, ya que su interés era puramente tecnológico.
    Henri López Pinedacompartió una citahace 2 meses
    Por ejemplo, la educación está empezando a incluir asistentes de IA personales y/o por internet (como los COMA –curso online masivo abierto– o MOOC por sus siglas en inglés, que ofrecen clases magistrales de estrellas académicas) que bajan el nivel del trabajo de muchos profesores humanos.
    Henri López Pinedacompartió una citahace 2 meses
    Una amenaza primordial es el desempleo tecnológico. Muchos trabajos manuales y de nivel administrativo bajo han desaparecido. Otros les seguirán (aunque los trabajos manuales que requieren destreza y adaptación no desaparecerán). La mayoría de la carga, acarreo y transporte de los almacenes la pueden hacer los robots y los vehículos sin conductor eliminarán puestos de trabajo.

    Los puestos medios de gestión administrativa también peligran. Muchos profesionales ya utilizan sistemas de IA como asistentes. No falta mucho para que los trabajos (de derecho y contabilidad, por ejemplo) que requieren mucho tiempo de investigación de regulaciones y precedentes pueden ser en gran parte asumidas por la IA. Algunas tareas más exigentes, incluidas muchas de medicina y ciencia, no tardarán en verse afectadas. Los trabajos, aunque no se pierdan, necesitarán menos cualificación y la formación profesional se resentirá: ¿cómo aprenderán los jóvenes a juzgar con sensatez?

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)