Zygmunt Bauman

Modernidad Y Holocausto

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Melissa Villarrealcompartió una citahace 2 años
    El mensaje que contiene el Holocausto sobre la forma en que vivimos hoy, sobre la calidad de las instituciones con las que contamos para nuestra seguridad, sobre la validez de los criterios con los que medimos la corrección de nuestra conducta y las normas que aceptamos y consideramos normales se ha silenciado, no se escucha y sigue sin comunicarse.
    b3773159680compartió una citahace 3 años
    nacimiento del racismo como forma de antagonismo comunal y la asociación entre el racismo y los proyectos genocidas
    b3773159680compartió una citahace 3 años
    llegar a sacudir al público y sacarlo de su indiferencia ante la tragedia humana
    braintraining11compartió una citahace 3 años
    Tec se acercó más que la mayor parte de los sociólogos al descubrimiento de la cuestión no es «¿qué podemos decir nosotros, los sociólogos, sobre el Holocausto?», sino «¿qué tiene que decir el Holocausto sobre nosotros, los sociólogos, y sobre nuestros métodos?».
    braintraining11compartió una citahace 3 años
    El gobierno nacional socialista de Alemania realizó el «trabajo sucio» más colosal de la historia de los judíos. Los problemas fundamentales relacionados con este acontecimiento son 1) ¿quiénes son las personas que realmente hicieron este trabajo?, y 2) ¿cuáles son las circunstancias en las que otras «buenas» personas les permitieron realizarlo? Lo que necesitamos es conocer mejor las señales de su ascenso al poder y la mejor manera de mantenerlos alejados de él.[4]
    Boby091compartió una citahace 4 años
    La corrupción tenía su lógica. Procedía por etapas y cada paso hacía que fuera más sencillo dar el siguiente.
    Boby091compartió una citahace 4 años
    Cuanto más se incrementaba el precio de la vida, más se rebajaba el precio de la traición. Una fuerza irresistible para vivir hacía que se dejaran a un lado los escrúpulos morales y, con ellos, la dignidad humana. En medio de la pelea universal por sobrevivir, el valor de la propia conservación se entronizaba como la incontestable legitimación de la elección. Todo lo que era útil para la propia conservación estaba bien. Con el fin último en litigio, parecía que todos los medios estaban justificados.
    Boby091compartió una citahace 4 años
    Las diferencias de clase, atroces y terroríficas cuando lo que estaba en juego era el pan o un refugio, adquirieron una cualidad asesina cuando comenzó la lucha por el aplazamiento de la sentencia. Para «as fechas, los pobres estaban demasiado debilitados y deteriorados como para resistir o defender su vida de alguna manera. «Durante las operaciones de limpieza del ghetto, muchas familias judías fueron incapaces de luchar, de suplicar, de escaparse, y también incapaces de trasladarse al punto de concentración para terminar de una vez. Esperaban a los grupos de ataque en sus casas, congelados e indefensos»[27]. Los ricos y los que no estaban tan necesitados intentaban elevar la puja en un intento, casi siempre vano, de conseguir los pocos pases de salida que los nazis, como norma, arrojaban a las muchedumbres aterrorizadas. Pocos recordaban que el éxito de una víctima implicaba la perdición de otra. Se ofrecían y se aceptaban fortunas por las mágicas chapas que exoneraban al que la llevaba de la «acción» inmediata.
    Boby091compartió una citahace 4 años
    En el ghetto, la distancia entre las clases era la distancia entre la vida y la muerte. El simple hecho de permanecer con vida significaba cerrar los ojos ante la agonía y miseria de otras personas. Los pobres morían primero, y en tropel. También lo hacían los que no tenían recursos o eran ingenuos, honrados, sumisos o no se abrían paso a empujones. Desde el primer día, con un gentío apretujado en un espacio adecuado para acomodar a un tercio de su número, con raciones de comida calculadas para producir la decadencia corporal y la decrepitud espiritual, con fuentes de ingresos prácticamente inexistentes, escasez de medicinas y epidemias, la vida en el ghetto había ido perdiendo progresivamente su valor, y el premio más codiciado, el único que contaba, era la propia supervivencia.
    Boby091compartió una citahace 4 años
    Lo que quedara de la autoridad de las obligaciones morales sobre el propio interés racional estaba «progresivamente destruido» en el tránsito por los sucesivos círculos del infierno. La forma de actuar normal de cualquier burocracia, es decir, hacer que la obediencia fuera más fácil de conseguir por medio de la devaluación o la desactivación de todas las presiones que se opusieran, incluyendo las morales, aquí se llevó al extremo y reveló todo su potencial. La cooperación de las víctimas con los designios de sus perseguidores fue facilitada por la corrupción moral de las víctimas. Al enfrentarlas con elecciones en las cuales «los más adecuados», los que sobrevivirían, sólo podían pasar la prueba con las manos sucias, los diseñadores se aseguraron de que con el paso del tiempo la población del ghetto se iría convirtiendo en un grupo de cómplices de asesinato y que iría creciendo su insensibilidad moral, en detrimento de todos los frenos que normalmente sujetan la presión del instinto de conservación.
    Boby091compartió una citahace 4 años
    Los consejeros y los policías judíos se enfrentaban a una elección muy sencilla: o morían o permitían que murieran otros. Muchos de ellos eligieron retrasar su propia muerte y la de sus familiares y amigos. El interés propio hizo que fuera más fácil asumir el papel de Dios.
    Boby091compartió una citahace 4 años
    La indiferencia moral inherente a los principios de racionalidad se aprovechó hasta el extremo y se explotó absolutamente. El potencial, siempre presente en actores educados para buscar un beneficio racional pero en estado latente debido a que no había sido expuesto a una prueba extrema, adquirió aquí toda su relevancia. En un instante, la racionalidad de la propia conservación se reveló como el enemigo del deber moral.
    Boby091compartió una citahace 4 años
    Para conseguirlo, había que crear la apariencia de que la mayor parte de las veces la supervivencia selectiva era posible y, por lo tanto, la conducta dictada por el interés en la propia conservación era racional y sensata. Sin embargo, una vez que se había elegido la propia conservación como criterio de actuación supremo, su precio iría subiendo lenta pero inexorablemente hasta que se devaluaran todas las otras consideraciones, se rompieran todas las inhibiciones religiosas y morales y se rechazaran y desestimaran todos los escrúpulos.
    Boby091compartió una citahace 4 años
    Se obró de acuerdo con la estrategia de «salva lo que puedas» hasta que el último judío quedó enterrado en una fosa ucraniana o se elevó en forma de humo por una de las chimeneas de Treblinka. Lo hicieron personas armadas con la lógica y educadas en el arte del pensamiento racional. La estrategia en sí misma fue un triunfo y el espaldarazo final de la racionalidad. Siempre había algo o a alguien a quien salvar y, en consecuencia, siempre había ocasiones para ser racional. Los lógicos y racionales consejeros judíos se convencieron a sí mismos de que tenían que hacer el trabajo de los asesinos. Su lógica y su racionalidad eran parte del plan de los asesinos.
    Boby091compartió una citahace 4 años
    Por lo que se refiere a los otros, lo suficientemente cobardes o valientes para vivir, necesitan imperiosamente una respuesta, una excusa, una justificación o un argumento racional. En la mayor parte de los casos, se decantaron por lo último. Después de cada una de las «acciones» sucesivas, los del estilo de Gens y Rumkowski sentían la necesidad de convocar reuniones generales de los prisioneros que quedaban en el ghetto para explicarles por qué habían decidido «hacerlo nosotros mismos» (en el caso de Gens, «hacerlo» había significado enviar a 400 ancianos y niños de Oszmiana al lugar de la ejecución y hacer que los mataran policías judíos). El público perplejo presenció el despliegue matemático de una mente racional. «Si hubiéramos dejado que lo hicieran los alemanes, habrían muerto muchos más». O más personalizado todavía: «Si yo me hubiera negado a estar al mando, los alemanes habrían puesto en mi lugar a un hombre mucho más siniestro y cruel y las consecuencias serían inimaginables». El «beneficio» calculado racionalmente se convirtió en una obligación moral. «Sí, es mi obligación ensuciarme las manos» decidió Gens, que se había nombrado a sí mismo Dios de los judíos de Vilna, el asesino que murió convencido de que había sido el Salvador.
    Boby091compartió una citahace 4 años
    En las ciudades en las que la liquidación de los judíos se llevó a cabo a plazos, los alemanes les aseguraban después de cada «acción» que era la última [...] Los alemanes utilizaron este fraude y engaño intencionadamente y a sangre fría durante el proceso de la Solución Final con el fin de tranquilizar a los judíos presas del pánico, reducir su vigilancia y desorientarlos por completo, de forma que en el último momento no tuvieran ni la menor idea de lo que significaba el «reasentamiento». El instinto de conservación, que hace que la gente se resista ante el pensamiento de su destrucción inminente y se aferre al último destello de esperanza, jugó en este caso a favor de los ejecutores.[21]
    Boby091compartió una citahace 4 años
    La maquinaria burocrática alemana estaba al servicio de un objetivo incomprensible en su irracionalidad. El objetivo era el aniquilamiento de los judíos. De todos y cada uno de ellos, viejos y jóvenes, inválidos y sanos, supusieran una carga o un potencial haber económicos. Por lo tanto, no había ninguna manera de que los judíos se congraciaran con la burocracia alemana de la destrucción, se hicieran útiles o deseables o, al menos, tolerables. En otras palabras, la guerra estaba perdida para los judíos antes incluso de que empezara. Y, sin embargo, en cada una de las etapas de esa guerra, había que tomar decisiones, dar pasos y lograr objetivos de forma racional. Todos los días había una ocasión, una exigencia de conducta racional. Como el objetivo final de la operación del Holocausto desafiaba a todo cálculo racional, su éxito se podía ir construyendo con las actuaciones racionales de sus futuras víctimas.
    Boby091compartió una citahace 4 años
    Que los judíos estuvieran aislados por una valla del resto de la población parecía una buena protección contra el acoso y los pogroms. También parecía un buen medio para incrementar la autonomía administrativa y preservar la forma de vida judía en un entorno hostil y amenazador. En otras palabras, parecía que el confinamiento en los ghettos era útil, en aquellas circunstancias, para los intereses judíos y que aceptar ese confinamiento era una actitud racional que debían asumir todos los que tenían en su corazón los intereses judíos. Al mismo tiempo, sin embargo, aceptar el recinto del ghetto significaba caer en el juego nazi.
    Boby091compartió una citahace 4 años
    A lo largo de su viaje hacia la destrucción final, muchas personas durante casi todo el tiempo no carecieron completamente de posibilidades de elección. Y cuando se puede elegir existe la oportunidad de comportarse con racionalidad. Y esto es lo que hicieron la mayor parte de las personas. Al tener pleno dominio sobre los medios de coacción, los nazis se encargaron de que racionalidad significara cooperación, que todo lo que hicieran los judíos al servicio de sus propios intereses acercara el objetivo nazi al éxito total.
    Boby091compartió una citahace 4 años
    En conjunto, no faltaron personas y grupos que abrazaron con ilusión la idea de que pertenecían a una clase exclusiva y tenían derecho a un trato más benévolo.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)