Washington Irving

La leyenda de Sleepy Hollow

    b3976530931compartió una citahace 7 años
    siempre la luz del día ponía fin a sus demoníacos terrores...
    mokonablakcompartió una citahace 2 años
    era un lugar en el que sólo moraban las sombras; y de noche, la oscuridad más plena.
    mokonablakcompartió una citahace 3 años
    El graznido de un ave nocturna, el croar de una rana, el canto hiriente de una lechuza, un aleteo de pájaros asustados ante sus pisadas, lo estremecían;
    mokonablakcompartió una citahace 3 años
    No importa cuán despierto hayas sido, una vez te adentras en las sombras de esta región ya no puedes permanecer ajeno a su influjo; la ensoñación mágica de su atmósfera se apodera de ti al instante; no tardarás mucho en tener visiones, en soñar con los ojos abiertos.
    mokonablakcompartió una citahace 3 años
    aquí el demonio de la pesadilla y sus figuras diabólicas tienen el mejor escenario posible para ejecutar sus danzas y morisquetas.
    mokonablakcompartió una citahace 3 años
    Y ciertamente parece este lugar, aún hoy, envuelto en un poderoso hechizo que llena de extrañas fantasmagorías las cabezas de esas buenas gentes que lo habitan, haciéndoles caminar de continuo en una especie de duermevela.
    mokonablakcompartió una citahace 3 años
    Realmente, es como si esta tierra estuviera envuelta en una atmósfera de ensoñación y calma densa.
    Eliana Castillocompartió una citahace 3 años
    la del jinete decapitado de Sleepy Hollow, al que, según decían varios de aquellos hombres que hacían su tertulia en el porche de Van Tassel, se había visto de nuevo, muy recientemente, recorriendo la comarca tan a menudo como en sus mejores tiempos, amarrando su caballo, cada noche, en cualquiera de las tumbas del camposanto de la iglesia del pueblo
    Eliana Castillocompartió una citahace 3 años
    Otra de las fuentes de su gozo, gozo acaso un tanto doloroso, era el que le procuraba la compañía de aquellas mujeres holandesas en las noches de invierno, ante el hogar de cualquier casa, las cuales relataban historias de demonios y aparecidos mientras cosían y se asaban las manzanas al fuego, o historias de bosques y de ríos encantados, o de caminos y hasta de casas hechizados...
    Eliana Castillocompartió una citahace 3 años
    han llegado a la conclusión de que el cuerpo de aquel soldado recibió sepultura en el camposanto de aquella iglesia junto a la que se aparece, sí, pero que su fantasma vaga por las noches y pena en busca de su cabeza en lo que fue campo de batalla; después, antes de que amanezca, ha de regresar a su tumba... Por eso atraviesa a galope tendido el valle poco antes de que comience a clarear el día.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)