bookmate game
Libros
Juan Pablo Villalobos

Si viviéramos en un lugar normal

  • Fernandacompartió una citael año pasado
    No era ni aristotélico ni socrático, era valemadrista radical, que es la versión nacional del relativismo.
  • Fernandacompartió una citael año pasado
    Pero no nos distraigamos de la verdadera grandísima novedad: ahora yo era el hermano mayor. Agárrense, cabrones.
  • Fernandacompartió una citael año pasado
    Había un grupo especializado en llorar a los que se habían ido al otro lado, pero no a la muerte, sólo a los Estados Unidos, ¡cuídalos, virgencita!, ¡dales trabajo!, ¡que vuelvan pronto! –¿pues no que puro pinche Disneylandia?
  • Fernandacompartió una citael año pasado
    Nuestra propensión al desastre era existencialista. Yo nunca había roto un jarrón, porque nosotros no teníamos jarrones en casa, pero mi madre había visto esas escenas muchas veces en la tele, en programas y películas que usan los trompicones como estrategia efectista para provocar la risa.
  • Fernandacompartió una citael año pasado
    León sólo vale la pena reseñar tres cosas: que hacen zapatos, que su gente es engreída sin motivo y que tienen un equipo de futbol que sólo sabe ser campeón o irse a la segunda división.
  • Fernandacompartió una citael año pasado
    Resulta conmovedor que los ricos sientan culpa de clase a edades tan tempranas, pobrecitos.
  • Fernandacompartió una citael año pasado
    Nosotros conocíamos muy bien la montaña rusa de la economía nacional a partir del grosor de las quesadillas que nos servía mi madre en casa. Incluso habíamos creado categorías: quesadillas inflacionarias, quesadillas normales, quesadillas devaluación y quesadillas de pobre
  • Fernandacompartió una citael año pasado
    como si no fuera suficiente con casi haber muerto asesinado por una letal combinación de maíz industrializado y queso fundido.
  • Fernandacompartió una citael año pasado
    La rutina nocturna era una mezcla explosiva: quesadillas en la mesa y políticos en la televisión.
  • Frida Altamirano Francocompartió una citahace 2 años
    Cástor lazó la corbata del encorbatado y la amarró a la cola del más insaciable de los toros, que se perdió con un frenético trote en el horizonte de lomos bovinos. ¿Adónde se los llevaban? ¡A la chingada!
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)