Toni Morrison

La noche de los niños

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
«No es culpa mía. A mí no pueden acusarme. Yo no hice nada y no tengo ni idea de cómo pasó. Una hora después de que me la sacaran de entre las piernas ya me había dado cuenta de que había un problema. Un problema grave. Era tan negra que me asustó. Un negro del color de la medianoche…».
Quien habla es la madre de Bride, una niña que ha heredado de sus ancestros un color de piel tan negro que sorprende a toda su familia, de piel clara, y provoca el abandono del padre.
Pasados los años, la chiquilla se ha transformado en una hermosa empresaria de éxito, pero la alargada sombra de la infancia planea sobre su vida adulta y la de su pareja. Un buen día y sin explicación alguna, Bride asiste impotente al abandono de Booker, el hombre al que ama. Otra vez el rechazo, otra vez la culpa… y por fin una viaje iniciático en busca de la redención, que solo llegará cuando en la negrura asome el verdadero yo de Bride.
Este libro no está disponible por el momento.
165 páginas impresas
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

  • Sol Ríoscompartió su opiniónhace 6 meses
    👍Me gustó
    🚀Adictivo

    No estoy segura de si me gustó o no. Hubo varios capítulos y líneas de historias que me llamaron la atención y quería saber cómo se desarrollaban pero no sucedió. Hubo otras que no me interesaban tanto y, por el contrario, sí tenían una profunda mención. Me gustó el ritmo de escritura y la forma tan suelta y graciosa de hacerla.

Citas

  • Sol Ríoscompartió una citahace 6 meses
    —¿Mentiste? ¿Y por qué demonios lo hiciste?

    —¡Para que mi madre me cogiera de la mano!

    —¿Qué?

    —Y me mirara con orgullo, por una vez.

    —¿Y funcionó?

    —Sí. Hasta me tuvo cariño.
  • Sol Ríoscompartió una citahace 6 meses
    —Desde un punto de vista científico, la raza no existe, Bride —la había interrumpido Booker—, y sin raza el racismo es pura elección. Lo enseñan, por supuesto, los que lo necesitan, pero no deja de ser una elección. Los que lo practican no serían nada sin él.
  • Sol Ríoscompartió una citahace 6 meses
    ¿No había una tribu en África que ataba el cadáver a la espalda del asesino?

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)