Domingo Diógenes Perez

Dios mío ¿cuándo terminarás de crear el universo?

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
La teoría científica del “Big-Bang” o “La Gran Explosión”, en un principio sostenía que el Universo venía expandiéndose imparable desde hacía quince mil millones de años; posteriormente la ciencia moderna ha precisado que la expansión del Universo sigue en proceso de crecimiento, desde hace solamente trece mil setecientos millones de años. Millones de años más, millones de años menos, el hecho real e incuestionable es que el Universo aún no ha terminado de ser creado por Dios; y que el Universo nació con la explosión de un ente y no de una partícula de materia de extrema densidad, la misma que habría explosionado para seguir creciendo y expandiéndose sin medida de tiempo ni de espacio hasta ahora, tal como se creyó al principio, con excepción del planteamiento de sacerdote científico belga George Le Maitré, quien sostenía que lo que explosionó para dar origen al Universo, fue un ENTE, que pudo ser materia o espíritu; y que finalmente fue descubierto que lo que explosionó para dar origen al Universo, fue un ente espiritual, porque los átomos de la materia aparecieron para conformar el Universo en plena expansión, recién después de siete u ocho millones de años después de la explosión primigenia; pero que algún día esta expansión terminará agotándose en la NADA, o que quizás una vez que termine de expandirse el Universo, vuelva a reconcentrarse en una partícula de densidad incalculable, que volverá a explosionar y volverá a expandirse vez tras vez por toda la eternidad; o que probablemente el ente que explosione vuelva a ser el mismo Dios Eterno que todos veneramos, pero que no conocemos objetivamente.Nuestro Sistema Solar es una insignificante porción casi invisible de la Vía Láctea, que es una de las más pequeñas galaxias del universo inconmensurable en plena formación; y el hombre, con un peso convencional de cien kilos y una edad también convencional de cien años, es prácticamente nada frente a la edad y peso del Universo; sin embargo, esta insignificancia que es el ser humano, está destinado, gracias a su magistral cerebro, a optimizar al máximo los recursos vitales del Planeta Tierra; y que cuando ya no sea posible optimizarlos más para sostener a una superpoblación que crece sin parar, el cerebro del hombre de un futuro no lejano, podrá permitir la colonización de los planetas del sistema solar, los que más convenga; y que en un futuro impredecible, el cerebro del hombre o el cerebro hecho hombre, podrá también coloniza el Universo todo para que pueda vivir el hombre en él, quizás eternamente.Según especulaciones de la novela, el hombre o mejor dicho el ser humano, es un binomio sico físico de materia y espíritu; materia y espíritu que son inmanentes porque no pueden existir el uno sin el otro: la materia del ser humano que es perfecta desde hace siete u ocho mil millones de años en que aparecieron los átomos para formar el Universo, ha permanecido inalterable : los átomos, electrones, protones, pesos atómicos y valencias de la materia no han podido ser destruidos por el hombre, aunque si trasformados en energía perfectamente conocida por la ciencia moderna especialmente por la ciencia médica afanada en prolongar la vida del ser humano hasta lograr la utopía de la inmortalidad .

Respecto al espíritu del hombre inherente a su materia, diremos que el espíritu del hombre es extremadamente imperfecto y que día a día se va deteriorando más y más; y que el único espíritu perfecto en todos sus extremos y que por consiguiente es imperfectible porque ya no se puede perfeccionar más, es el espíritu de Dios Creador de todo lo que existe; y que el hombre en su sano propósito de perfeccionar su espíritu para llegar a ser “imagen y semejanza de Dios”, ha inventado las religiones, muchas o casi la totalidad de todas, están distorsionadas de tal manera que lejos de contribuir al perfeccionamiento del espíritu del hombre, han hecho que sus cúpulas se corrompan tal como lo publicitan las noticias mediáticas que alarman y escandalizan a los jefes de las iglesias descubiertos por los medios de información, cometiendo prácticas increíbles que destruyen los espíritus de seres humanos indefensos de sus víctimas inocentes como son los niños. Por otra parte, la sobrevivencia de la especie humana sobre la faz de la Tierra, está condenada por el agotamiento de los recursos naturales para alimentar a una población que crece diariamente y sin medida.A pesar de la calamidad que acabamos de describir, en la novela se explica que la única solución para perfeccionar el espíritu del hombre, es educando el cerebro orientándolo hacia el bien, lo que es factible de conseguir, si es que los poderosos del mundo económico, religioso y políticos, juntan sus esfuerzos para crear un solo idioma; un solo Dios y una sola religión; y una sola ciencia y tecnología que nos permita colonizar primero el Sistema Solar, y luego en un futuro deslumbrante e imprecisable, las galaxias para garantizar la supervivencia de la especie humana en el Universo. En la primera parte de la novela subtitulada “ Un Universo que recién comienza”, se analiza muchos de los misterios de la creación y se refuta muchas falacias o verdades aparentes que tienen prisioneros en dogmas increíbles, a millones de seres humanaos de la actual humanidad.

La segunda parte de la novela subtitulada “Los misterios continúan”, continua con la misma temática de la primera parte, pero dando énfasis al desarrollo del cerebro humano, quien a fin de cuentas, será el único vínculo entre la vida y la muerte; entre el Hombre del fututo y nuestro Dios de siempre; entre lo temporal y lo eterno.
Este libro no está disponible por el momento.
532 páginas impresas

Opiniones

    b6329028595compartió su opiniónhace 6 años
    👎Olvídalo

    Un escrito que es una mezcolanza de todo , no tiene un orden , imposible de atraer al lector ya que hay que tener mucha paciencia para aguantar tanta cosa escrita

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)