3Estanterías
0Opiniones
11Citas

Citas de “El sentido de un final” de Julian Barnes

Paula Patrinós
Paula Patrinóscompartió una citahace 7 meses
los testigos de nuestra vida disminuyen, y con ellos nuestra ratificación esencial.
Lau Camargo
Lau Camargocompartió una citahace 2 años
Pero el tiempo..., el tiempo primero nos encalla y después nos confunde. Creíamos ser maduros cuando lo único que hacíamos era estar a salvo. Pensábamos que éramos responsables pero sólo éramos cobardes. Lo que llamábamos realismo resultó ser una manera de evitar las cosas en lugar de afrontarlas. El tiempo..., que nos den tiempo suficiente y nuestras decisiones más sólidas parecerán temblorosas, nuestras certezas fantasiosas.
Paula Patrinós
Paula Patrinóscompartió una citahace 18 días
Hay acumulación. Hay responsabilidad. Y, más allá de ellas, hay desasosiego. Un gran desasosiego.
Paula Patrinós
Paula Patrinóscompartió una citahace 18 días
Llegas hacia el final de la vida; no, no de la vida misma, sino de algo distinto: el final de cualquier posibilidad de cambio en esa vida. Se te consiente una larga pausa, el tiempo suficiente para hacerte la pregunta: ¿qué más hice mal?
Ana Galván
Ana Galváncompartió una citael mes pasado
Vivimos en el tiempo, nos limita y nos define, y se supone que el tiempo mide la historia, ¿no? Pero si no podemos comprender el tiempo, si no captamos su ritmo y su progreso misteriosos, ¿qué posibilidades tenemos con la historia, incluso con nuestra pequeña, personal, en gran parte indocumentada, parcela de la misma?
Ana Galván
Ana Galváncompartió una citael mes pasado
Si me permiten una breve lección de historia: mucha gente no vivió «los sesenta» hasta los setenta. Lo que quería decir, lógicamente, que la mayoría de la gente en los sesenta estaba experimentando los cincuenta o, en mi caso, fragmentos contiguos de ambas décadas. Lo cual embrollaba bastante las cosas
Ana Galván
Ana Galváncompartió una citael mes pasado
Había, por supuesto, otras clases de literatura –teórica, autorreferencial, lacrimógenamente autobiográfica–, pero sólo eran pajas mentales. La auténtica literatura trataba de la verdad psicológica, emocional y social tal como la mostraban las acciones y reflexiones de sus protagonistas; la novela versaba sobre el carácter desarrollado a lo largo del tiempo
Ana Galván
Ana Galváncompartió una citael mes pasado
Como las cosas de las que trataba la literatura: el amor, el sexo, la moralidad, la amistad, la felicidad, el sufrimiento, la traición, el adulterio, el bien y el mal, los héroes
Ana Galván
Ana Galváncompartió una citael mes pasado
Éste era otro de nuestros temores: que la vida no resultara ser como la literatura. Mirad a nuestros padres: ¿eran ellos material literario?
Ana Galván
Ana Galváncompartió una citael mes pasado
Nuestros padres pensaban que podíamos corrompernos mutuamente y convertirnos en lo que más temían: un masturbador incorregible, un homosexual encantador, un libertino temerariamente contagioso.
Ana Galván
Ana Galváncompartió una citael mes pasado
Sí, desde luego que éramos pretenciosos: ¿para qué otra cosa sirve la juventud? Usábamos términos como «Weltanschauung» y «Sturm und Drang», nos gustaba decir «Eso es filosóficamente evidente» y nos asegurábamos unos a otros que el primer deber de la imaginación era el de ser transgresora.
Y, sin embargo, el placer o el dolor más nimio basta para enseñarnos la maleabilidad del tiempo. Algunas emociones lo aceleran, otras lo enlentecen; de vez en cuando parece que no fluye, hasta el punto final en que desaparece de verdad y nunca vuelve.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)