Daniel Defoe

Diario del año de la peste

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
karlavargasdamiancompartió una citahace 21 días
y las cosas volvieron a sus cauces de antes
karlavargasdamiancompartió una citahace 21 días
Se necesitaría una historia no precisamente corta para dar cuenta detallada del proceso por el cual la ciudad recuperó su orden normal
karlavargasdamiancompartió una citahace 22 días
Éstas eran las personas peligrosas; era de éstos de quienes las personas realmente sanas hubiesen debido tener miedo; pero el hecho es que era imposible reconocerlos
karlavargasdamiancompartió una citahace 22 días
cadáveres y se les diera sepultura; el motivo de esto no fue, como algunos han escrito, faltando totalmente a la verdad, que los vivos no eran suficientes para enterrar a los muertos, sino que la mortalidad fue tan grande en aquel pasaje o callejón que no quedó nadie para avisar a los sepultureros o sacristanes de que allí había cadáveres que debían ser enterrados
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
la epidemia se propagaba insensiblemente, y a través de personas que no estaban visiblemente contaminadas, y
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
en realidad ni una cosa ni otra eran ciertas, o por lo menos no lo era tal como ellos lo contaban
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
Por el contrario, lo que digo es que las cosas en realidad no ocurrieron así, sino que fueron los habitantes de las villas de los alrededores de Londres quienes inventaron estas acusaciones para justificar, o por lo menos para excusar, el rigor y la severidad de que tanto se ha hablado
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
Y aquí no puedo por menos de hacer notar el extraño estado de ánimo de los londinenses, que en aquellos tiempos contribuyó en gran modo a su propia perdición.
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
Podría contar muchísimas historias como ésta, francamente curiosas, de las que durante todo aquel calamitoso año me enteré –es decir, me contaron– y que es muy probable que hayan sido verdad, o que se aproximen mucho a la verdad; quiero decir que eran verdad en líneas generales, pues en aquellos momentos nadie podía conocer todos los detalles
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
Lo de clausurar las casas en un principio fue considerado una medida muy cruel y bien poco cristiana, y los desdichados que se veían así recluidos se lamentaban amargamente
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
es preciso decir algo más en concreto acerca de esta cuestión, pues es uno de los capítulos más tristes de la historia de la peste, pero por penoso que sea un hecho debe contarse
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
Pero una vez desaparecida la peste, este espíritu de caridad desapareció también; y cada iglesia volvió a ser ocupada por sus clérigos correspondientes, o por otros que sucedían a los clérigos que habían muerto, y las cosas volvieron a su antiguo cauce
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
Tales cosas sirven para demostrar hasta qué punto la gente se deja dominar por las alucinaciones
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
Su verdad es doble: posee la verdad del historiador concienzudo y escrupuloso, pero su verdad más profunda nace de la imaginación creativa
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
el Diario también es único porque, además de aceptarlo como ficción, cada generación lo ha leído también como Historia
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
La conclusión nos recuerda a la moraleja de The Skin of Our Teeth [La piel de nuestros dientes], de Thornton Wilder: el hombre supera sus pruebas y padecimientos, pero se queda a un paso de no conseguirlo.
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
En el Diario somete a toda una ciudad a la prueba más corruptora que cabe imaginar: su protagonista es colectivo (H. F. es el narrador, no el héroe), pero el principio moral es el mismo
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
Plantear dudas en torno a ciertas partes de la narración es añadir una dimensión extra de verosimilitud al resto.
karlavargasdamiancompartió una citael mes pasado
No se trataba de un azote divino frente al que todo el mundo quedaba inerme: formaba parte del orden de las cosas, por inoportuna que fuera, y se podía tratar científicamente
aldavcompartió una citahace 2 meses
Defoe es uno de los mayores inventores de la narrativa inglesa; no obstante, la invención le molesta
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)