Catalina Aguilar Mastretta

Todos los días son nuestros

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
El debut novelístico del año.
Veníamos de una fiesta de disfraces, cosa ideal, dado que andábamos en el esfuerzo de parecer puras cosas que no éramos… para empezar: felices.
Emiliano se había vestido de Darth Vader, yo me había embutido en un traje de Gatúbela…
Habíamos decidido ir vestidos de dos entes negros y cabrones. "¡Somos malos!" Malos para estar juntos, malos para crecer juntos, malos con el otro.
Después de diez años de vivir juntos, María y Emiliano se separan. Pero, ¿qué fue lo que los alejó?, ¿las manías de cada uno?, ¿la falta de deseo?, ¿la cotidianidad?
María, a flor de piel por la ruptura, habla de su dolor, de los cambios, de su independencia, de su familia y amigos y de las cosas que la siguen vinculando con el amor de su vida. La novela aborda de manera íntima y franca el duelo que se vive después de un rompimiento amoroso y la idea de reconstruirse a sí mismo.
Este libro no está disponible por el momento.
252 páginas impresas
Publicación original
2018

Libros relacionados

Opiniones

    Ale Luévanocompartió su opiniónhace 2 años
    🔮Profundo
    🎯Justo en el blanco
    💧Prepárate para llorar

    Un libro donde encontré mucha ternura. Un texto soñador y de cosuelo, después de hoy siempre está la posibilidad del mañana: todos los días sale el sol.

    Mariana Moralescompartió su opiniónhace 9 meses
    💧Prepárate para llorar

    Pasar por duelos y leer nuestros reflejos en la literatura también es muy sanador

    Daniela Tafolla Fragacompartió su opiniónhace 6 meses
    🎯Justo en el blanco
    🚀Adictivo
    💧Prepárate para llorar

    Los libros siempre llegan en el momento adecuado, me encantó y me hizo sentir y llorar y esperar lo que está por venir y creer que va a ser mejor.

Citas

    b5627761669compartió una citahace 2 meses
    sol empieza a salir, el sol siempre sigue saliendo.
    Carlos Efren Vadillocompartió una citahace 3 meses
    Las relaciones románticas que se terminan son relaciones muy íntimas, no sólo porque pasan por el cuerpo sino porque pasan por el conocimiento profundo del alma. Llega un momento, ese momento en el que la confianza da asco, y uno se corta las uñas de los pies frente a otro ser humano, que se alcanza solamente con la familia de verdad. Son vínculos que no deberían romperse con nada y que a veces ni siquiera pasan por la familia de verdad. Nunca me cortaría las uñas de los pies frente a mi papá, por ejemplo. Pero frente a Emiliano he hecho cosas mucho peores. Con todo, separar de tajo una relación de pareja es lo normal. No está bien eso. Cuando has llorado tus frustraciones en la entrepierna de otra persona, es un desperdicio que se valga que esa persona te deje de saludar por la calle. Lo compartido debería celebrarse en vez de dejarse atrás.
    b9747349736compartió una citahace 7 meses
    cuando sus piernas tocaban las mías se me caía el corazón hasta ese punto de piel que se encontraba sin saber que se encendía.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)