El Imperio, Ryszard Kapuściński
Ryszard Kapuściński

El Imperio

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citahace 2 meses
Unos días más tarde la prensa moscovita informa de que en el momento del inicio del golpe, la madre de su cabecilla, Yanáiev, se encontraba en el hospital del Kremlin. Al conocerse la noticia del golpe, que ponía el poder en manos de su hijo, los pacientes se levantaron de sus camas y se acercaron a la anciana para expresarle su más cordial felicitación. Cuando el golpe fracasó y Yanáiev fue detenido y encarcelado, los mismos pacientes volvieron a levantarse de sus camas, pero esta vez se dirigieron al despacho del director para exigirle en términos categóricos que expulsase del hospital a la anciana.
Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citahace 2 meses
Escríbalo todo, pero sólo en un ejemplar, que deberá enviarme a mí exclusivamente.»
Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citahace 2 meses
Nuestra imaginación (lo describió, en su tiempo Walter Lippmann) se queda a la zaga de los acontecimientos, necesita tiempo para comprender su sentido y abarcar su dimensión
Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citahace 3 meses
Finalmente, se oía la rutinaria advertencia de los escoltas: Un paso hacia la derecha o hacia la izquierda se considerará como un intento de fuga; ¡disparamos sin previo aviso! La fórmula era idéntica para todo el territorio de la URSS. Un pueblo de doscientos millones de personas tenía que caminar en ordenada formación en una dirección impuesta. Cualquier desvío hacia la derecha o hacia la izquierda significaba la muerte
Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citahace 3 meses
Y por fin llega el momento en que nos vemos cara a cara con la encargada del mostrador. La escena se compone de un mínimo de palabras y tiene un carácter de máxima concreción. La camarera, sin decir una sola palabra, mira fijamente al huésped, lo que quiere decir que espera el encargo. No hay aquí ningún buenos días ni ningún cómo está: el huésped enseguida va a lo práctico. Cuando hay dónde elegir, pide: Un vaso de nata agria, un huevo, requesón, un pepino y pan.
No dice gracias, en ningún momento dice nada superfluo. La encargada le entrega lo que ha pedido y se lo cobra. También sin decir palabra. Cierra la caja registradora y mira al huésped siguiente
Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citahace 3 meses
Regresamos a la ciudad medio muertos, sin que yo realmente viera el Baikal. Pero compré en Irkutsk un libro del que pude aprender muchas cosas de él. Su autor, G. I. Gagazyi, escribe que el Baikal es un lago muy profundo, que tiene ingentes cantidades de agua. Se pregunta: Si la humanidad tuviera a su disposición sólo el agua del Baikal, ¿cuánto tiempo podría vivir? Y responde: Cuarenta años
Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citahace 3 meses
Lee a Vauvenargues. Me enseña un volumen de tapas de lino verde editado en 1988 en Leningrado. Aquí hay muchas cosas muy interesantes, dice de esta colección de aforismos del pensador francés del siglo XVIII. «La esclavitud humilla tanto a la gente que ésta acaba amándola.» ¡Qué gran verdad!, dice asintiendo con la cabeza. Sin embargo, en otro lugar el francés afirma lo siguiente: «Poco conseguiremos con la astucia.» No puedo estar de acuerdo en este punto. En mi país, con la astucia lo conseguirás todo
Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citahace 3 meses
Para qué preguntar?
Una sabia frase del Eclesiastés: «Quien reúne saber reúne dolor.»
Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citahace 3 meses
Todo ha pasado: la URSS, la República Socialista Soviética de Armenia, el comunismo, pero ha quedado la manera de pensar que se basa en un principio fundamental: destruir cuanto antes todo lo que se pueda; esa manera de pensar ha sobrevivido, goza de buena salud, florece
Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citahace 3 meses
Todos los dictadores, independientemente de la época y del país, tienen un rasgo común: lo saben todo y son expertos en todo. Pensamientos de Juan Perón («Doctrina peronista», Buenos Aires, 1948), Pensamientos del Presidente Mao (Pekín, 1962), pensamientos de Gadafi y de Ceausescu, de Idi Amín y de Alfredo Stroessner, no hay fin a esas profundidades y sabidurías. Stalin era experto en historia, economía, poesía y lingüística. Más tarde resultó que también entendía de arquitectura
Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citahace 3 meses
Timur: «Dichoso aquel que renunció al mundo antes de que el mundo renunciase a él.»
Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citahace 3 meses
El blanco se asocia a menudo con lo definitivo, con el límite, con la muerte. En las culturas en las que la gente vive con el miedo a la muerte, los enlutados se visten de negro para ahuyentarla y aislarla, para circunscribirla al difunto. Por el contrario, allí donde la muerte se considera como otra forma de vida, una forma diferente de la existencia, los enlutados se atavían de blanco, al igual que visten al muerto. Aquí el blanco es el color de la aceptación, de la conformidad, de la resignación ante el destino
Verónica Cárdenas
Verónica Cárdenascompartió una citael año pasado
budistas saben que el nirvana es el estado de plácida felicidad sin límite. En una palabra, lo más deseado, esperado y anhelado por todo el mundo no es sino esa incondicional, total y absoluta infinitud.
Verónica Cárdenas
Verónica Cárdenascompartió una citael año pasado
Cuántas víctimas, cuánta sangre y cuánto dolor ha causado la cuestión de las fronteras! No tienen fin los cementerios donde yacen aquellos que murieron en el mundo defendiéndolas.
Sócrates Ramírez
Sócrates Ramírezcompartió una citael año pasado
¿Cuál es la primera letra que se ve? ¡La «s»! Petrus, que es bielorruso, puede leerlo: Stalin
Sócrates Ramírez
Sócrates Ramírezcompartió una citael año pasado
Las madres, todas, ya nos habían advertido de que no hiciésemos preguntas.
Sócrates Ramírez
Sócrates Ramírezcompartió una citael año pasado
¡Todos los niños pertenecerán al Pionero!
Nastia Huerta
Nastia Huertacompartió una citael año pasado
No podemos olvidar que aquello que llevaba el altisonante nombre de «privilegios de la clase gobernante» era muy relativo; el nombre se debía a la pobreza omnipresente. Muchos ciudadanos de países ricos se reirían de tamaños privilegios.
Nastia Huerta
Nastia Huertacompartió una citael año pasado
En segundo lugar, resultó que los ucranianos habían preservado la memoria de su primera independencia, una memoria que los bolcheviques habían intentado borrar durante setenta años. De ahí que la cadena tuviera tanta importancia psicológica: apretó su lazo alrededor de la mayor pesadilla del sovietismo que no era sino la sensación de vivir en una desesperanzada situación sin perspectivas, sin salida.
Nastia Huerta
Nastia Huertacompartió una citael año pasado
El llamado hombre soviético es, sobre todo, un hombre cansado hasta el agotamiento, así que no debe sorprendernos que no tenga fuerzas ni para alegrarse por la recién recuperada libertad. Es un corredor de fondo que después de alcanzar la meta se ha desplomado sin aliento, incapaz incluso de alzar la mano en un gesto de victoria.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)